Bienvenido/a a SaharaLibre.es
Bienvenido/a a SaharaLibre.es

El Semáforo de la Historia

Agenda del Sahara

Diciembre 2017
  1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
Hoy no hay eventos.

Sugerir un evento Sugerir un evento

Login

Nickname

Contraseña

Código de Seguridad: Código de Seguridad
Teclea Código de Seguridad

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

Enlázanos

SaharaLibre.es QR

SaharaLibre.es: Foro

saharalibre.es :: Ver tema - higiene personal pepe
 FAQFAQ   BuscarBuscar   Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios   PerfilPerfil   Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados   LoginLogin 

higiene personal

 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Gazapos del desierto (Nuestro anecdotario)
Ver tema anterior :: Ver tema siguiente  
Autor Mensaje
Arena
Maestro
Maestro


Registrado: Apr 09, 2006
Mensajes: 203

MensajePublicado: Jue Ago 16, 2007 11:57 pm    Asunto: higiene personal Responder citando

Inicio nuevo tema, porque me consta que la higiene personal (léase también necesidades higiénicas, fisiológicas y otras miserias humanas) es fuente de anécdotas cuando uno está fuera de casa, especialmente en la hamada. Algunas de esas anécdotas, por aquello de la privacidad y la vergüenza, morirán con sus protagonistas y no las conoceremos jamás.

Para los desvergonzados y desvergonzadas que no tengan reparos en airearlas, dejo abierto este tema que puede dar mucho de sí (necesidades vitales, atinar en el agujero, lavados y lavabos, diarreas, estreñimientos, higienes bucal, etc. ). Smile

Ayer comenté en otro tema del anecdotario, las dificultades de las mujeres occidentales para ponerse y llevar la melfa con cierta dignidad. Poco después, recibí el siguiente mensaje privado que reproduzco con permiso de su autora. Ahí va:

Cita:
Pues no sabes, Arena, lo bien que me vino a mi la melfa, sobre todo para ir hacer mis necesidades, pues con pantalones es todo una odisea porque, como sabes, por mucho que camines, siempre te ven el culo.
saludos


A eso se le llama hacer del defecto virtud -sí señor-, porque está claro que allí, lo de esconderse tras unas matas, está algo crudo. Laughing
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Numa
Site Admin
Site Admin


Registrado: Aug 05, 2006
Mensajes: 414
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Vie Ago 17, 2007 9:10 pm    Asunto: MI LINTERNA Y YO. Responder citando

Buena idea Arena, la de introducir este tema en el foro. Sin duda puede ser, a poco que se animen nuestr@s silencios@s compañer@s, un tema que puede dar mucho de sí.
Nada más verlo publicado, he recordado mi escatológica anécdota de una noche, de un día de siroco y de fiesta.

Cuando se presentan los fuertes vientos de siroco en el Sáhara pocas alternativas te quedan, si no quieres masticar arena o andar al aire libre como un chino con los ojos apretados, que organizarte el día en el interior de la haima o casa de adobe.

Aquella tarde el viento era especialmente fuerte, así que buscando golosinas, dulces y chocolates en el equipaje y avituallándonos, en la tienda más cercana, de gran cantidad de refrescos de Mirinda (cola, naranja y limón), nos dispusimos (mi mujer y yo) a montar una fiesta infantil en el interior de uno de los módulos de adobe de la casa de mi familia saharaui.

La casa, como muchas, se distribuía alrededor de un patio rectangular de arena; en uno de sus lados menores la cocina de adobe; en otro, el cuarto de estar alfombrado, módulo de adobe que hacía, a la vez, de dormitorio; el tercer lado lo cerraba la haima, que alfombrada hacía también de cuarto de estar y dormitorio; y su cuarto lado era un murete de adobe que cerraba el patio. Fuera, a unos 15 metros del complejo habitable, el cuarto de baño, pequeña construcción, también de adobe, de unos cinco metros cuadrados, suelo de arena prensada, puerta de hojalata que nunca cerró bien, olor insoportable, moscas por doquier, un cuadrado de cemento, en una de sus esquinas, con un agujero en el centro, hacía de retrete, pero sin sifón; omito el describir lo que se veía desde su vertical.

Cuando viajamos a los Campamentos, como tenemos niños pertenecientes a tres familias saharauis, lo primero que hacemos es recoger a todos, y con permiso de sus padres, llevárnoslos para que estén todos con nosotros los días que estamos allí, teniendo siempre como domicilio fijo, el de mi primera familia, domicilio que acabo de describir, aunque su configuración cambie año tras año por efecto de las lluvias torrenciales que destrozan el adobe o de las posibilidades económicas de la familia para construir nuevos módulos.

Aquella tarde-noche, entre los niños, hermanos, primos y amigos, juntamos en nuestra fiesta infantil unos veinte niños saharauis. La fiesta, como casi todas allí, fue un éxito, y se prolongó hasta altas horas de la madrugada, o mejor dicho, hasta que se agotaron las baterías que nos suministraban la luz de dos bombillas. A esa hora algunos niños, los más pequeños, habían sido recogidos por sus madres, otros dormían placidamente en el suelo, y el resto, junto con nosotros, nos organizamos los espacios de suelo y espumas libres que quedaban para dormir hasta el día siguiente. Además allí no se pierde el tiempo en ponerse el pijama, pues se duerme con la misma ropa que te has puesto por la mañana.

Pasado algún tiempo, los refrescos fueron llegando a su destino, y desperté con muchas ganas de hacer pis. En principio la cosa fue fácil, rebuscar en el bolsillo inferior de mi pantalón la pequeña linterna que siempre me acompañaba y encenderla. A partir de ahí la cosa se empezó a complicar; después de las horas de fiesta, y de más de una docena de niños durmiendo tapados por sus mantas, sólo pude encontrar uno de mis zapatos.
Cojeando y sorteando cuerpos dormidos pude llegar al exterior donde seguía el siroco; atravesé el patio, salí del recinto y llegué hasta el cuarto de baño. Al enfocar la linterna hacia el interior me di cuenta de que las golosinas, dulces y chocolates también habían llegado a su destino, pero como los niños le suelen tener miedo al agujero del retrete, suelen hacer sus deposiciones en el suelo (para eso hay una escobilla y un cubo en todos los retretes, pero esta vez el cubo estaba vacío). Cojeando por la falta de mi zapato, saltando y haciendo equilibrios conseguí llegar hasta la vertical del retrete.

Dichosos pantalones de muchos bolsillos, pero sin bragueta, que venden en los mercadillos. Quitar el lazo de la cintura fue fácil, sólo tirar de un extremo. La meada, de las que se disfrutan, si no fuera por el olor que allí se respiraba. El problema surgió al hacer el lazo para sujetarme los pantalones. Necesitaba las dos manos.

Metí la linterna en la axila izquierda (léase sobaco), me ajusté los pantalones sobre mi barriga cervecera, hice un lazo perfecto, pero al separar las dos manos para apretarlo, las debí separar demasiado y la linterna se desprendió de mi sobaco, se deslizó sobre mi cuerpo, se depositó unos instantes sobre el reverso de mi mano, giró sobre sí misma, y cayó, en un enceste milimétrico, al hueco del retrete.

Durante segundos, siglos diría yo, asistí impotente a una visión perfecta del contenido del retrete. La linterna encendida se fue sumergiendo lentamente, hasta que desapareció como a cámara lenta, en una masa mie..., bueno he dicho que iba a omitir describir lo que se veía desde la vertical.

Y allí me encontraba yo, a las cinco de la mañana, a oscuras, descalzo de un pie, en el interior de un retrete, rodeado de varias cacas de niños y sin atinar a decir donde estaba la puerta, pues las noches de siroco, os lo puedo asegurar, son muy oscuras. Estuve varios minutos en la más absoluta de las tinieblas, sin moverme; pensé en gritar, pero se iban a descojonar de mi todos; pensé que mi mujer me echaría de menos, pero ni por esas. Al final, decidí armarme de valor y descubrir nuestras propias miserias, o al menos pisarlas. Deslicé la mano por la pared y me desplacé despacio hasta tocar la puerta de hojalata, no sin antes haber oído y, sobre todo, sentido bajo mis pies plaff, ploff, pliff..., dependiendo de la consistencia de la masa.

Por fin, salí al exterior; estaba desconcertado, no sabía ni cómo encontrar agua para lavarme, y así no podía entrar en una habitación donde dormían plácidamente mi mujer y un montón de niños. Decidí hacer un lavado de arena, caminé cojeando por los alrededores de la haima, arrastrando los pies hasta que, más que limpios, se quedaron pulidos. Regresé a mi hueco en la habitación, no sin antes haber pisado unos cuantos niños dormidos, antes de dormirme me empecé a reír, despertó mi mujer, se lo conté y reímos juntos, algún niño despertó con las risas, refunfuñó y siguió durmiendo, sin duda pensó: estos “nsara” están cada vez más tontos.

Al día siguiente, el padre de mi familia saharaui me preguntó: ¿Te pasa algo en la pierna?, esta noche cojeabas alrededor de la haima. Yo le contesté: Sólo estiraba las piernas, si te lo cuento no te lo vas a creer. Pasadas unas horas, decidí contárselo, todos juntos reímos y todavía ahora, pasados los años, cuando voy por allí, nos seguimos acordando de la noche de siroco en el Sáhara en la que perdí mi linterna.

Cuando volví al año siguiente, habían vaciado el pozo ciego. Lemhaba, mi primer niño saharaui, risueño me dijo: Apareció tu linterna, pero ya no lucía.
_________________
"Por lo que hoy lloras, mañana te reirás, pues empieza hoy a reirte"
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Arena
Maestro
Maestro


Registrado: Apr 09, 2006
Mensajes: 203

MensajePublicado: Sab Ago 18, 2007 1:37 am    Asunto: Responder citando

Numa, con arduo trabajo he conseguido acabar de leer tu escrito y es que, a la mitad, ya tenía los ojos empañados de lágrimas de tanto reír imaginándome el escenario. Además, la detallada descripción de tus movimientos ha sido tan precisa que era realmente fácil visualizar tan apurada situación. Es que cuando conoces el lugar, te haces una idea exacta de cómo fue todo lo que cuentas.

Anécdotas de retretes me han contado muchas (además de alguna que protagonicé yo) pero ninguna tan completa como la tuya, remate final incluido.

Todas tienen en común lo idiota y ridículo que se siente uno en semejantes ocasiones.

Por mi parte, debo decir que, a pesar de que me lo habían contado, a pesar de haber viajado por medio mundo y haber visto de todo, en cuanto vi por primera vez el agujero, creo que se me bloqueó el sistema digestivo al completo, empezando por la boca, pasando por los intestinos y acabando por esa zona del final.

Total, que se me pasó el hambre de golpe (no es broma) y comí muy poco durante aquella semana. Y lo poco que comí, creo que luchaba por no salir. Estuve una semana sin ir de mayores. Cabe decir que, cuando me voy fuera de casa, soy muy adaptable a todo, excepto a lo único que añoro y que me llevaría conmigo si pudiera: el inodoro, mi querido wáter, vamos. En cuanto llego a casa, lo primero que hago es ir al baño. Si esto ocurre después de un fin de semana, pues no pasa nada. Pero cuando son más días, tengo que tomar medidas. El caso es que, en mi primer viaje a la hamada, me pasé toda una semana sin evacuar. Parece increíble pero ni siquiera me encontraba mal.

A veces, el subconsciente te juega malas pasadas y esta vez creo que, además, se compinchó con mis intestinos. El asunto es que en el aeropuerto de Tinduf, llevábamos casi tres horas esperando el vuelo, cuando, de repente, nos avisaron de que ya íbamos a embarcar. ¡Qué bien! Después de tanta espera, por fin ya hacia casa. ¿”Hacia casa” dije? Nada más nombrar la palabra “casa” me cogieron unas ganas terribles de ir al baño.

Tuve que ir a toda marcha. En cuanto entré, el panorama ahí dentro era dantesco. Ahorro los detalles para no herir la sensibilidad del lector. En ese momento me acordé del agujerito de los campamentos y me maldije por no haberme esforzado allí, cuando era la hora. Bueno, sí, estaba un poco sucio, olía mal, no había papel, etc. pero.... un palacio comparado con aquella pocilga, nada que ver con lo que tenía delante en aquellos momentos. ¡Es que no se veía ni el agujero! La verdad es que no tuve otra opción si no quería perder el avión o hacérmelo encima.

Ahora me da risa contarlo, pero la verdad es que lo pasé fatal mientras cagaba y me cagaba en todos los que habían pasado antes por aquel retrete.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
luara
Interesado en el Sahara
Interesado en el Sahara


Registrado: Sep 30, 2006
Mensajes: 69

MensajePublicado: Jue Ago 30, 2007 10:54 am    Asunto: Responder citando

Corría el año 2001 y estábamos en el aeropuerto de Tinduf esperando el vuelo de Cataluña que por cierto no llegó y nos devolvieron a las haimas.
El retrete del aeropuerto estaba como un cromo: había de todo además de la mierda: calzoncillos, bragas, compresas. El olor tiraba para atrás. Llevábamos varias horas de espera con la luz encendiéndose y apagándoe, llovía un poco y yo me estaba meando literalmente. No fui lo suficientemente valiente para entrar en el garito aquel y no sabía qué hacer. Como bailaba y me movía para aguantar el pis, una compañera me preguntó y yo se lo dije: me estoy meando y me tengo que ir al lavabo.
- ¿Allí? Ay Antonia no vayas que podrías desmayarte por el olor y caerte encima de todo aquello y entonces ¿qué?
-Pero..¿qué hago entonces?
Meáte detrás del mostrador. El aeropuerto parecía la cabina de los hermanos Marx y los períodos de oscuridad no eran lo suficientemente largos como para vaciar mi vegija, además me daba vergüenza, a parte de que si creo que me miran no puedo.
-Estás loca. ¿ cómo voy a hacer pis aquí?
- Como yo, que ya lo he hecho.
Creí que me tomaba el pelo pero la interfecta me arrastró y me dijo que mirase y si, si, detras del mostrador había un charco de tamaño considerable. Total que no me atreví a hacer lo mismo y seguí aguantando hasta que llegamos a Tifariti, las 6 de la mañana, y preguntamos por la douche. La douche no tenía puerta y la niña nos enfocaba con una linterna. Pongo a Dios por testigo que lo intenté pero el líquido no salía.
Cuando ya fue de día pedí una manta que hiciera las veces de puerta y serían las diez pasadas cuando ¡por fin! lo conseguí. Eso si, estuve un cuarto de hora porque mis cañerías estaban bloqueadas.
Este año en Tifariti, Territorios liberados. Estuve como el compañero 5 días sin cagar pero yo si que me encontraba mal sobre todo por los gases. Ya procuraba ir a los lavabos a horas en las que no hubiera nadie pero en vano, siempre había concurrencia. Uno de los días me acompañó una compañera y tuvo que vigilar la puerta que no tenía persillo. Juro que sólo quería hacer pis pero el gas salió con un estruendo considerable. Fue como la explosión de Hiroshima. Intenté salir con toda la dignidad que me restaba pero creo que no lo conseguí porque , de reojo, observé sonrisitas y porque no, risas abiertas. Y eso que llevaba aero red en el bolso si no a saber que hubiera pasado.
Otra noche decidimos mear a cielo descubierto, estaba muy oscuro y nos creíamos a salvo de miradas indiscretas. Bien, justo con los pantalones en el tobillo y con la sonrisa que se te queda cuando meas con ganas, las luces de tres toyotas nos enfocaron directamente. El sobresalto fue tal que se cortó la evacuación en seco. Subirse el pantalón a toda prisa y regresar corriendo a la haima para que no nos reconocieran tuvo como resultado que nos perdimos y estuvimos media hora intentando localizar nuestro alojamiento.
Otro día ya os contaré cómo nos duchamos y a medio enjabonar nos quedamos sin agua.
Para concluir, llegué a casa y todo lo que había guardado durante los cinco días salió en uno. No pude moverme en todo un día del baño.
Mi familia se descojonaba:
- Hija tu todo lo guardas para casa. hay que ver...
PD/ A mi me pasa como a los niños saharauis, tengo miedo del agujero negro sobre todo después de ver las "corrachas" aquellas atigradas rojas y enormes con las antenas descompensadas. Estoy considerando, seriamente la idea de la melfa la próxima vez que vaya.
Saludos a todos.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Prada
Site Admin
Site Admin


Registrado: Apr 08, 2006
Mensajes: 678

MensajePublicado: Jue Ago 30, 2007 1:01 pm    Asunto: Responder citando

Laughing Laughing Laughing Queda totalmente prohibido atentar contra la integridad física de los usuarios de esta forma Laughing Laughing Laughing
Tengo agujetas en la barriga de lo que me he reido, casi no puedo moverme. Parece que me han dado una paliza Laughing Laughing Laughing Laughing
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
luara
Interesado en el Sahara
Interesado en el Sahara


Registrado: Sep 30, 2006
Mensajes: 69

MensajePublicado: Jue Ago 30, 2007 10:52 pm    Asunto: Responder citando

Bueno pues siguiendo con lo de los gases ya sabéis qué pasa si los habéis padecido, que son muy traidores. Te vas al WC pensando en que vas a poder soltarlos y entonces resulta que se han ido para arriba, esperas un poquito e incluso te das un masaje y nada, la barriga hinchada pero los susodichos inmóviles, pero ay! cuando abandonas el cubículo vuelven a estar a punto de escape.
Ejem! sólo deciros que en Tifariti me vinieron de perlas los conciertos. Me senté cerca de los altavoces y bueno, procuré sincronizar los sonidos que tampoco es tan fácil.
Y pasando a un tema menos escatológico como la higiene personal os diré lo que hago yo, para desodorizarme el arco del serual, en plata: la entrepierna. Ahora que ya tenemos confianza (la confianza da asco) echo a los hombres de la haima o de la habitación y pido que echen lebjur en la frena. pongo con una pierna a cada lado dejando que el perfume del lebjur llegue a donde tiene que llegar y ¡listos!, costumbre que celebran con grandes risotadas y palmaditas de aprobación las mujeres de la familia. De lavarnos nos lavamos más bien poco y de peinarnos poco también, ahora nos maquillamos cada día. Mi hija dice que ir hechas unos zorros puede pasar, pero que el glamour no puede perderse nunca. Lo malo es cuando llegamos al aeropuerto si nos toca una cinta con gente que viene de París o Amsterdam, no sé porque será pero arrugan la nariz y se apartan unos metros. La verdad, no creo que sea para tanto.
Si, he pensado en usar salva slips pero no puedo porque la celulosa me da alergia, de ahí lo del lebjur.
Saludos a todos.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
pedales
De Paso
De Paso


Registrado: Sep 13, 2006
Mensajes: 3

MensajePublicado: Vie Ago 31, 2007 2:21 pm    Asunto: Responder citando

Hola a todos, primera vez que escribo y encima para contar esto. Mi experiencia evacuadora es muy simple, simplemente en los campamentos no existe, he estado en dos ocasiones y en ninguna de ellas he podido....
El cuerpo es muy inteligente, y salvo problemas mayores, mi cuerpo evita esta situación, bien sea 5 o 10 días. Los últimos días son los peores, pero como "ya queda poco para casa" pues sigo sufriendo, tampoco es para tanto, y en ocasiones lo intento, pero no hay manera. Es como si mi cuerpo fuera por otro camino del que voy yo.
Un saludo
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Sucaina
De Paso
De Paso


Registrado: Mar 14, 2007
Mensajes: 17

MensajePublicado: Dom Sep 02, 2007 1:12 pm    Asunto: Responder citando

yo anécdotas de allí uff jaja

en cuanto al tema que habláis a mi me paso que cuando mi compi fue al baño, vuelve y me dice perdona pero.. las paredes eran negras? y yo pensando... pues creo que no... y ya os podéis imaginar que eran... toda la pared llena de gigantes cucarachas...

pues yo cada noche que tenía que ir al baño ya me veíais detrás del baño por ahí en medio haciendo mi pipi ajaja y gritando no alumbrar, no venir a los saharauís para que no me pillarán y con unos agobios... pero amos menos mal quue soy rápida y en estos momentos se agradece jajaja

y como decís aun en la casa pero cuando fuimos a las dunas era una odisea encontrar un sitio y encima los saharauis tan serviciales que querían acompañarte y tú no no jaja uff entre encontrar un sitio que no te vieran y aprovechar un momento que todos estaban despistados... ajaja

que menudo susto me lleve una noxe en las dunas yo tan tranquila... y de repente veo algo blanco pasar yo no me inmute pero después me enteré de que era un ratoncillo, menos mal que no lo supe antes... jajaj
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
BeYo
De Paso
De Paso


Registrado: Dec 06, 2007
Mensajes: 14
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Vie Dic 07, 2007 6:35 pm    Asunto: Responder citando

Hola,
mi idea, mi meta es viajar en semana santa del 2008 a los campamentos y... me habéis asustado con estos mensajes!!! solo espero que mis experiencias allí sean igual de desastrosas y maravillosas como las vuestras
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Prada
Site Admin
Site Admin


Registrado: Apr 08, 2006
Mensajes: 678

MensajePublicado: Sab Dic 08, 2007 12:24 am    Asunto: Responder citando

Bienvenido al foro y a la web BeYo,

A lo mejor nos econtramos en los campamentos.

Saludos
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
BeYo
De Paso
De Paso


Registrado: Dec 06, 2007
Mensajes: 14
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Dom Dic 09, 2007 7:55 pm    Asunto: Responder citando

Gracias Prada
Smile
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
musha
Interesado en el Sahara
Interesado en el Sahara


Registrado: May 27, 2008
Mensajes: 89

MensajePublicado: Mie Ago 13, 2008 6:01 pm    Asunto: Responder citando

Por cosas de la vida esta semana una chica de mi familia del Sáhara ha tenido opción a ver el foro, le ha gustado mucho en general pero cuando (como ya me esperaba) ha llegado a este post no le ha hecho ni puta gracia, ni entiende de que nos reímos ni le parece de buen gusto. Ella siempre vive así.
No es por ser aguafiestas pero veía justo que lo supierais.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
samarcanda
Site Admin
Site Admin


Registrado: Apr 11, 2006
Mensajes: 278
Ubicación: planeta Tierra

MensajePublicado: Vie Ago 15, 2008 10:47 pm    Asunto: Responder citando

Hola Musha... comprendo el 'enfado' de tu amiga saharaui y te pido por favor que le digas en nuestro descargo que en ningún caso esta sección y sus anecdotas son para reirse de nadie.
En todo caso nos sirve para reirnos de nosotros mismos al ver y comprobar que nos hemos vuelto tan 'finos' que cuando vamos a un lugar donde las condiciones de vida son menos artificiales, aunque en la mayoria de los casos algo precarias, pero más naturales, vamos ciertamente perdidos los primeros días.
Las anecdotas son en buena parte sucesos que cuando le ocurren a uno o a una, no hacen ninguna gracia y más bien producen bochorno en algunos casos, pero que cuando los recordamos pasado un tiempo sí nos hacen gracia, y no por las condiciones del lugar, ni por las condiciones de vida,..no.. Nos hacen gracia por que comprobamos lo indefensos que nos encontramos y lo poco avezados que estamos para transitar en entornos tan distintos al nuestro habitual. Allí donde todo un pueblo vive su día a día sin más, nosotros hacemos aguas por todas partes. Al menos al principio.
Por eso nos reimos aqui de nosotros mismos, pero jamás del Pueblo de las Nubes.
Esta sección debe leerse con 'ojos occidentales', con los ojos de aquellos que lo tenemos todo, de aquellos a los que no nos falta nada. De aquellos a los que nos quitan (nos encontramos sin) algo tan simple y cotidiano como un vater y 'nos cagamos por las patas abajo' (vamos perdidos).
Nos hemos vuelto así de 'inutiles' fuera de nuestro habitat. De eso nos reimos.
Muchos y muchas no recuerdan ya o simplemente nunca han sabido que las condiciones higienicas y otras, de nuestros abuelos y bisabuelos en los pueblos de España eran muy parecidas. Y no hace tanto de eso.

¿Se lo dirás?
Wink
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
musha
Interesado en el Sahara
Interesado en el Sahara


Registrado: May 27, 2008
Mensajes: 89

MensajePublicado: Mar Ago 19, 2008 12:03 pm    Asunto: Responder citando

Totalmente de acuerdo, te prometo que se lo diré!
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
teofermi
De Paso
De Paso


Registrado: Mar 25, 2008
Mensajes: 1
Ubicación: Almeria

MensajePublicado: Mie Dic 16, 2009 10:27 pm    Asunto: Responder citando

Embarassed Embarassed Embarassed Embarassed Embarassed Embarassed Embarassed Embarassed Embarassed Embarassed Embarassed Embarassed Embarassed Embarassed Embarassed Embarassed

no sabeis cuanto me he reido con vuestras explicaciones sobre el hacer nuestras necesidades, me alegro mucho por quienes no consiguis hacer nada mientras estais alli Laughing Laughing Laughing Laughing Laughing , yo acabo de volver de los campamentos, he estado genial con mi familia saharaui, es una experiencia unica, gratificante e inolvidable pero algo que quizas tampoco pueda llegar a olvidar sea el espantoso dolor de barriga que me dio despues de comer cabra, esta riquisima pero alguien sabe lo que es ir al agujero 10 veces desde la seis hasta las diez de la mañana???????????yo no hacia ná de ná, solo era mucosa intestinal, casi me muero jajajajjajaja
alli es "fortasec" es oro

saludos a tod@s
teo
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email Visitar sitio web del autor MSN Messenger
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Gazapos del desierto (Nuestro anecdotario) Todas las horas son GMT + 1 Hora
Página 1 de 1

 
Cambiar a:  
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro

Powered by phpBB © 2001, 2005 phpBB Group
Forums ©
No olvides que todo lo que sea de SaharaLibre.es puedes usarlo en tu web o blog.
Trabajamos por y para el Pueblo Saharaui - No somos nadie.
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported.
Esta licencia afecta a toda la web de Saharalibre.es a EXCEPCIÓN DE LAS NOTICIAS E IMÁGENES DEL SEMAFORO, cuyos derechos corresponden a las fuentes citadas en las mismas.