El conflicto entre el Sahara Occidental y Marruecos complica la búsqueda de petroleo en la zona

Print version | Versión para imprimir

Viernes, 14 de mayo de 2010, a las 10:41:40

Recursos Naturales

Fugro-Geoteam decide retirarse hasta que la situación política se resuelva

SANTA CRUZ DE TENERIFE Las presiones ejercidas por organizaciones internacionales, medios de comunicación y el pueblo saharaui parecen haber hecho mella en la búsqueda de petróleo de algunas multinacionales presentes en las aguas que separan Canarias de Marruecos y del Sáhara Occidental. Un ejemplo es la decisión de la empresa noruega Fugro-Geoteam de abandonar su actividad en la zona hasta que se resuelva el conflicto saharaui-marroquí.

La llegada de barcos de esta compañía el pasado año y, sobre todo, el objetivo que perseguían, suscitó la preocupación de diferentes sectores de la Comunidad Autónoma. Fugro-Geoteam fue contratada por la petrolera norteamericana Kosmos Energy para hacer sondeos sísmicos frente a las costas del Sáhara Occidental, sondeos que comenzaron en enero de 2009.

La presencia de esta gran petrolera en las aguas que hay entre Canarias y el Sáhara Occidental fue denunciada de forma inmediata por la organización internacional Western Sáhara Resource Watch (WSRW), que en abril del año pasado advirtió de la posibilidad de que Kosmos Energy se instalase en Fuerteventura para utilizar la isla como plataforma de descanso, ocio y avituallamiento.

Ante esta potencial alteración del panorama social, económico y medioambiental del Archipiélago, WSRW recordó las distintas resoluciones de la Organización de Naciones Unidas (ONU) contra la expoliación de los recursos naturales del Sáhara Occidental.

Ahora, tras meses de sondeos, WSRW considera un éxito la retirada de la empresa noruega. Además, ayer informó que la empresa madre de Fugro-Geoteam, la holandesa Fugro NV, también ha anunciado su intención de dejar la zona.

Sin embargo, Kosmos Energy todavía trabaja frente a las costas saharauis y, junto a ella, también están presentes las empresas Island Oil and Gas y San León Ennergy. Las actividades que llevan a cabo estas compañías en busca de petróleo y gas ya han sido denunciadas ante la ONU por el Frente Polisario.

El expolio de recursos

En el informe que el ex sub secretario para asuntos legales de la ONU Hans Corell elaboró para el Consejo de Seguridad de ese organismo internacional se determina que las actividades económicas realizadas en los territorios no autónomos pendientes de descolonización (como es el caso del Sáhara Occidental) no deben tener consecuencias perjudiciales para los intereses de los pueblos que viven en ellos, sino que deben estar encaminadas a ayudarlos a ejercer su derecho a la libre determinación.

La Asamblea de la ONU también insta a las potencias administradoras de esos territorios a salvaguardar y garantizar los derechos de esos pueblos a disponer de sus recursos naturales y a establecer y mantener el control del aprovechamiento de esos recursos en el futuro.

Asimismo, el informe de Corell afirma: "La explotación y el saqueo de los recursos marinos y demás recursos naturales de los territorios coloniales y no autónomos por parte de intereses económicos extranjeros, en violación de las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas, constituyen una amenaza a la integridad y la prosperidad de esos territorios".

Además, continúa, "la potencia administradora que prive a los pueblos coloniales de los territorios no autónomos del ejercicio de sus legítimos derechos sobre sus recursos naturales incumple las solemnes obligaciones que ha contraído en virtud de la Carta de las Naciones Unidas".

Este artículo proviene de SaharaLibre.es

http://www.saharalibre.es

La dirección de esta noticia es:

http://www.saharalibre.es/modules.php?name=News&file=article&sid=3951

Fuente: LaOpinion.es