VENTA DEL SAHARA OCCIDENTAL

Print version | Versión para imprimir

Viernes, 18 de mayo de 2007, a las 16:26:02

Opinión

VENTA DEL SAHARA OCCIDENTALAnálisis de un Sahara Independiente

*Grupo Interuniversitario Opinión

La aparentemente andrógina resolución 1754 del Consejo de Seguridad aprobada por unanimidad el pasado treinta de abril se está convirtiendo en un texto paradigmático en el ámbito de las variedades interpretativas vinculadas a un mismo escrito. Pero más allá de la insoportable afición por la ambigüedad que suelen manifestar los omnipotentes  miembros del afamado consejo a la hora de pisotear cínicamente las convenciones internacionales, hay que reconocerle a este último engendro suyo que a pesar de su total disposición a ser leído e interpretado según le venga en gana al lector, su imperturbable esencia semántica reitera fuerte y claramente lo que todo el mundo sabe y calla: la solución del conflicto del Sahara Occidental pasará inevitablemente por el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui. Todo lo demás es paja y fuegos fatuos impuestos por los valedores de la potencia ocupante para que ésta reviva una vez más la quimera de que está acompañada y apoyada por los más fuertes. Y en realidad así es, son los más fuertes, aunque no hay que olvidar que hay algo mucho más fuerte y sólido que la simple fuerza física y es, por muy increíble que parezca, la legalidad internacional. Se podrán mofar de ella durante algún tiempo para lograr intereses espurios pero no les será permitido, de una u otra manera, perpetuar la injusticia en la piel de un pueblo pacífico y sencillo que se ha prestado a todo tipo de concesiones para evitar el terrible jinete de la guerra. De hecho, ha renunciado a casi todo y no le queda más que su preciada dignidad, es decir, su derecho a la libre autodeterminación. Aun así, hay ciertos intelectuales ensañados con esa desamparada beduindad a la que no cesan de lanzar sus dardos e intentan por todos los medios despojarla de esa dignidad definiéndola en términos de comodidad, estómago lleno y comercio a mansalva... y cree el ladrón que todos son de su condición. A sabiendas de la relatividad del concepto, estos aplaudidores a destajo del miramamolín alauita Mohamed VI de Marruecos quieren imponer a todo un pueblo su visión de la dignidad humana que es, según parece, la calidad  de tener la manduca rebosante de jama, soltar los pies al libre nomadismo y hartarse de trueques y retrueques. Los hay que necesitan de un buen tirón de orejas para ver si se dignan en aterrizar y, si no la suya, si es que la tienen, al menos que respeten la dignidad ajena.

Dicho esto, es bueno saber que la última (ir)resolución del Consejo de Seguridad ha sido concebida y parida en un contexto internacional más bien indiferente ante la cuestión del Sahara Occidental aunque cabe destacar el protagonismo insomne de la tríada valedora del ilegal e ilegítimo proyecto de autonomía presentado por Marruecos  (Estados Unidos, Francia y España) lo que en cierta manera ha causado un alineamiento diplomático promarroquí sin precedentes y de una gravedad desconocida desde hace años. Afortunadamente, la torpeza de los valedores de Marruecos, como el inepto Moratinos y su media naranja Zapatero, ha conseguido el milagro de que cuando mejor lo tenía Marruecos se haya dictado una resolución que perjudica notablemente la estrategia marroquí de anular al POLISARIO como interlocutor.

La postura de Estados Unidos, es ante todo coyuntural, pues el lobby cubano anticastrista de Alberto Cárdenas y judío sionista de Eliot Abrams, atizados por el fantasma ubicuo de Al Qaeda y por los 30 millones de dólares invertidos por la propaganda marroquí en convencerles,  se encargaron de fijar el nuevo rumbo americano respecto al conflicto del Sahara Occidental que, por lo demás, es un conflicto que desconocen totalmente. Como se dice, la ignorancia es atrevida.

El caso de Francia es algo más atávico. Los gobernantes franceses no le perdonan a los saharauis el hecho de ser el único pueblo de la región que no les dejó acampar a sus anchas en su territorio, convirtiéndose, tras casi un siglo dependiendo de España, en una diminuta isla hispanófona en un enorme océano francófono que, a propósito, los galos no dudaron en bombardear con NAPALM para echarle una manita a Hassán II en su operación de limpieza étnica llevada a cabo a mediados de los setenta.
En lo que respecta a España, la España de Zapatero se entiende, su intervención en este sucio asunto de la connivencia para eclipsar la legalidad internacional en el conflicto del Sahara Occidental es la más ruin, cochambrera y repugnante de las tres, pues refleja la desvergüenza y la cobardía de sus infames autores. Si en la violación de la legalidad internacional en el Sahara Occidental por parte de Marruecos, Estados Unidos ha ofrecido un relativo apoyo moral al ocupante mientras que Francia está ofreciendo todo el apoyo material necesario, el Gobierno de España, sin embargo, es el peor parado al ofrecerse voluntaria y talentosamente a ejercer de mamporrero en la violación de su propia hija, el Sahara Español. Para que luego nos hablen de dignidad...

Pero lo patético del caso es que por muchas labores de zapa que lleve a cabo Zapatero, en realidad y afortunadamente para los saharauis, Zapatero ni pincha ni corta... sólo sonríe. Aunque también insulta, como lo está haciendo diariamente con el pueblo español que en su mayoría apoya la celebración de un referéndum de autodeterminación en el Sahara Occidental. Y claro, ignora el proverbio sudafricano que reza así: “No insultes al cocodrilo mientras tengas los pies en el agua”.

Canarias,17 mayo de 2007

* Sergio Ramírez Galindo…….ULPGC
  Carlos Ruiz Miguel…………USC
  Manuel de paz Sánchez……..ULL
  Larosi Haidar………………..UGR

Este artículo proviene de SaharaLibre.es

http://www.saharalibre.es

La dirección de esta noticia es:

http://www.saharalibre.es/modules.php?name=News&file=article&sid=1033

Fuente: