Bienvenido/a a SaharaLibre.es
Bienvenido/a a SaharaLibre.es

El Semáforo de la Historia

Agenda del Sahara

Octubre 2017
  1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
 
Hoy no hay eventos.

Sugerir un evento Sugerir un evento

Login

Nickname

Contraseña

Código de Seguridad: Código de Seguridad
Teclea Código de Seguridad

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

Enlázanos

SaharaLibre.es QR

Se repite la misma historia

Contribución de Arra el Miércoles, 07 de junio de 2006, a las 14:32:44


Tema: Opinión - Enviado por Arra
Opinión 
El pleno del Congreso, con el voto en contra del PSOE, aprueba una propuesta de resolución de CC-NC que insta al Gobierno a que pida a Marruecos el respeto de los derecho humanos en el Sáhara Occidental y solicite la intervención de la ONU y la UE para que se restablezca la legalidad internacional.
Es otra prueba  más sobre la política de apoyo incondicional a las tesis marroquíes con respecto al Sáhara del gobierno socialista.
 
Poco después de la invasión del territorio del Sahara (14-XI-76) Felipe González había viajado a los campamentos de refugiados de Tinduf donde se había comprometido ante la historia a que el Partido Socialista estaría con el  pueblo saharaui “hasta la victoria final”.
 
Pero recién llegado al cargo el Ministro socialista Fernando Morán, declaraba: “no solo no haremos nada para desestabilizar al Rey de Marruecos sino que haremos todo lo que esté en nuestra mano para mantener su estabilidad”.
 
¡INAUDITO!.  Este cambio de postura no se podía  entender. ¿Qué  profundas razones tendría un socialista como Felipe González para emprender tan extraño cambio de postura? ¿Qué darán en Marruecos?.
 
Los años de plomo de Marruecos, bajo el reinado de Hassan II, padre del actual  Mohamed VI,  fueron años de oídos sordos aquí en España,  lo mismo siguen haciendo ahora, porque no quieren enterarse de una realidad que les incomoda. Muchos que nos movemos por esta causa, estamos indignados sobre este muro del silencio que está consiguiendo que Marruecos se sienta con la total impunidad, para cometer las atrocidades más salvajes con la población civil saharaui en los territorios ocupados del Sahara Occidental. Sin ir más lejos hace unos días, la policía marroquí quemó vivo a un muchacho de 22 años por el mero hecho de ondear una bandera saharaui en una boda. 
 
Mis compañeros me comentan, que desde todas las asociaciones, ONGs y otras organizaciones que defendían los derechos del pueblo saharaui se hicieron llegar innumerables denuncias a los diversos ministros de exteriores, en raras ocasiones se obtuvieron respuestas.
 
Con frecuencia, también se unían a esas denuncias las firmas de prestigiosos intelectuales, personajes del mundo de las artes, de las letras, periodistas etc.  Pero los políticos que gobernaban  entonces (PSOE) hacían oídos sordos y la mayoría de los medios, publicaban lo que les hacia llegar el Gobierno, que en Marruecos se estaban haciendo grandes progresos hacia la democracia, o se justificaba el apoyo a Hassan II, haciendo ver lo importante que era su permanencia en el poder como garantía contra el fundamentalismo. Exactamente lo mismo que está pasando ahora.
 
No hace mucho leí esta entrevista a nuestro ministro de exteriores publicada en un medio. Le preguntaban por la súbita pleitesía española hacia el sultán de Marruecos. ¿Qué llevaba al ministro, en violación de los compromisos internacionales de los últimos treinta años, a apoyar la anexión del Sahara por el tirano alauí? Respuesta escalofriante de Moratinos: “nada hay que justificar; sencillamente, si interferimos la voluntad de Mohamed, seguiremos teniendo situaciones como la que vivimos el 11 de marzo en Madrid”.
 
Todos los esfuerzos realizados no han podido llevar a la solución definitiva del conflicto porque Marruecos rechazó todo. Primero tomó como pretexto el cuerpo electoral y Naciones Unidas durante seis años acabó la identificación de los votantes con una lista provisional de 86.000 votantes. Luego dijo que todas las personas que habían sido rechazadas por la comisión deberían pasar de nuevo ante la comisión de identificación. El Polisario lo acepto. Baker también dio luz verde para eso. Al final Baker propuso un plan con un período de transición de cinco años bajo bandera marroquí y luego un referéndum con la participación de los colonos marroquíes hoy día presentes en el territorio. Así que todas las demandas, todas las cartas que utilizaba Marruecos para impedir la organización del referéndum han sido tomadas en cuenta, no solamente por la ONU y por Baker sino también el Polisario aceptó y desafió a Marruecos en ese plan. Hoy día la situación es que Marruecos ha rechazado rotundamente la propuesta de Baker. Rechazó la resolución 1495 del Consejo de Seguridad que apoya el plan de paz y Marruecos también dio marcha atrás a lo que el propio rey Hassan II aceptó en 1981, que es la organización de un referéndum como salida al conflicto del Sahara Occidental.
 
La única solución para Marruecos hoy día es dejar fuera la opinión de los saharauis, lo que es rechazado por la comunidad internacional, que hoy día no acepta y no reconoce ninguna soberanía de Marruecos sobre el territorio.
 
Si el Gobierno socialista renuncia a su responsabilidad histórica y su compromiso de tomar en sus manos la defensa del derecho del Pueblo Saharaui, exigiendo a Marruecos la aplicación sin más demora del Plan de Paz y el estricto cumplimiento de las resoluciones de la ONU, desde aquí quiero decir que las declaraciones de José Luis Rodríguez Zapatero de respeto a la legalidad internacional, de los Derechos Humanos, el derecho de los pueblos y la defensa de los grandes ideales de la humanidad, serán pura falacia.
 
Con respecto a los compañeros militantes socialistas que se encuentran inmersos en esta causa suscribo plenamente las frases de un gran amigo:
 
Algunos se encuentran en una encrucijada: por un lado está su lealtad a la causa saharaui que la consideran justa, y por otro su lealtad al partido, que lo consideran un deber. Pero no caen en la cuenta que cuando un partido, el que sea, abandona sus señas de identidad , la lealtad ya no es al partido sino a sus dirigentes y se convierte en adhesión personal. Los que caen en esta trampa se traicionan a si mismos.
 
Nuestro objetivo no es otro que conseguir que el pueblo saharaui pueda decidir su destino con absoluta y legítima libertad, sin que nadie, ni ningún Gobierno, le hurte ese derecho.
 
 
 
Arra

Compartir esta noticia

Enlaces Relacionados

· Más Acerca de Opinión
· Noticias de prada


Noticia más leída sobre Opinión:
RASD-TV

Votos del Artículo

Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

Opciones

"Login" | Entrar/Crear Cuenta | 0 Comentarios
Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.

No se permiten comentarios Anónimos, Regístrate por favor
No olvides que todo lo que sea de SaharaLibre.es puedes usarlo en tu web o blog.
Trabajamos por y para el Pueblo Saharaui - No somos nadie.
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported.
Esta licencia afecta a toda la web de Saharalibre.es a EXCEPCIÓN DE LAS NOTICIAS E IMÁGENES DEL SEMAFORO, cuyos derechos corresponden a las fuentes citadas en las mismas.