Bienvenido/a a SaharaLibre.es
Bienvenido/a a SaharaLibre.es

El Semáforo de la Historia

Agenda del Sahara

Diciembre 2021
  1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
 
Hoy no hay eventos.

Sugerir un evento Sugerir un evento

Login

Nickname

Contraseña

Código de Seguridad: Código de Seguridad
Teclea Código de Seguridad

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

Enlázanos

SaharaLibre.es QR

Desde Argentina. La realidad de un conflicto olvidado.

Enviado el Sábado, 15 de junio de 2013, a las 03:55:45
Tema: Opinión - Enviado por numa
Sáhara Occidental
Sáhara Occidental
Opinión

Sáhara Occidental: la última colonia africana.

Por Jorge Alejandro Suárez Saponaro*

En este pasado mes de mayo, se cumplió el 40ª aniversario de la creación del Frente Polisario. ¿Qué es Frente Polisario? Será la pregunta que se formulará el lector. Desde la perspectiva del derecho internacional, o por lo menos para la ONU y un importante grupo de Estados es un movimiento de liberación nacional, reconocido por el citado organismo como representante legítimo del pueblo saharaui. En el caso de los Estados que reconocen la llamada República Árabe Saharaui Democrática (como es el caso de Uruguay o México) el Frente es el partido único que gobierna dicho país. Más allá de cuestiones jurídicas estamos frente a un territorio (un 80%) que fue ocupado militarmente por Marruecos en el lejano 1975. Allí comenzó el calvario de todo un pueblo, que en gran parte está condenado al exilio en Argelia hace décadas dependiente de la ayuda internacional, además de unos cuantos millares que viven en las llamadas zonas liberadas, además de otros millares que viven como ciudadanos de segunda en territorio ocupado.

 
El Frente Polisario fue el artífice de la lucha anticolonial, primero contra la potencia administradora del territorio, España que lo abandonó a su suerte en febrero de 1976 frente al expansionismo marroquí y su aliado circunstancial, Mauritania. La guerra de liberación, de características épicas, dado la magnitud de los oponentes frente una demografía reducida de los saharauis. El Frente Polisario, liderado por una joven conducción condujo magníficamente la guerra de liberación, empleando de manera racional y de manera imaginativa el material enviado por países de la orbita socialista (Cuba, Argelia, Libia, Corea del Norte). Este limitado apoyo no impidió que el Frente Polisario o la Republica Saharaui librara una dura guerra con serias pérdidas, que provocó la derrota de Mauritania. Los serios contratiempos generados a Marruecos, llevó a su conducción militar a montar un dispositivo defensivo (los “muros”). Estos muros de arena y piedra apoyados por millares de minas, tanques, aviación de combate y tropas móviles (100.000 efectivos) tuvieron efecto para el Ejército de Liberación Popular Saharaui (ELPS) que a pesar de sus limitados recursos humanos y materiales logró generar importantes derrotas y pérdidas materiales al ocupante.

En 1991 la realidad estratégica mundial cambió y el desgaste generado llevó a la ONU a promover un Plan de Paz. En territorio del Sahara se desplegaría una Misión de Paz (MINURSO) responsable de velar por el cese del fuego, retiro de tropas (por la parte marroquí nunca se materializó), censo de la población para elaborar un listado para los electores para el referéndum sobre la autodeterminación (anexión a Marruecos o independencia). Los años subsiguientes al Plan de Paz o Plan de Arreglo, se caracterizaron por la paralización del censo de electores por maniobras dilatorias de Marruecos y el no cumplimiento de los compromisos asumidos. Todo ello tolerado por sus socios, Estados Unidos y Francia (especialmente). Dichas potencias no solo han tolerado el incumplimiento del Plan de Paz, sino flagrantes violaciones a los Derechos Humanos, en abierta contraposición al discurso que nos tienen acostumbrados los líderes de Estados Unidos y Francia. Teóricamente las intervenciones en Libia, Irak, etc., han sido por razones humanitarias, pero es sabido que detrás de esas intervenciones se enmascaran intereses de otro tipo. En el caso saharaui por razones políticas, el proceso de autodeterminación está pendiente hace más de cuarenta años.

El Frente Polisario cumple cuarenta años de existencia con un proceso de paz estancado, con una potencia ocupante que ha respondido duramente a cualquier manifestación independentista, con serias violaciones al derecho internacional, especialmente por políticas discriminatorias al impedir que los saharauis cuenten con sus propias organizaciones sociales, en materia de libertad de expresión, etc. Todo ello con una misión de paz de la ONU que carece de facultades de monitorear en materia de derechos humanos, algo inédito en este tipo de misiones, ello obedece a razones de índole política.

Mientras los saharauis esperan por su ansiada libertad, en África, se desarrolló un exitoso proceso de descolonización luego una situación realmente traumática y trágica, como es el caso del Sudan del Sur. Pero con una salvedad, el antiguo Sudán fue declarado parte del “eje del mal” por parte de Washington, lo que bastó para que finalmente Sudán del Sur obtuviera su independencia luego de años de cruentas luchas. En el caso saharaui quien ocupa el territorio y explota sus recursos naturales (sin consentimiento de sus habitantes), al ser socio estratégico de Estados Unidos y Francia, la realidad es totalmente diferente.

En este 2013 hubo un intento fallido de que la MINURSO tuviera facultades en materia de derechos humanos, naufragando una vez más por la falta de voluntad política de las grandes potencias para resolver la cuestión y tolerando una situación absolutamente al margen de la ley, ante un mundo totalmente indiferente por el problema, incluso por estas latitudes, donde a pesar de ser el pueblo saharaui un pueblo hispanoparlante (además de árabe), salvo excepciones, no ha existido voluntad política de adoptar una postura unánime como ha pasado con Palestina por reconocer el derecho al pueblo saharaui a decidir su propio destino.

*Jorge Alejandro Suárez Saponaro
Abogado - Mg en Defensa Nacional
Prof. invitado Cátedra Libre de Estudios del Sahara Occidental UNLP
Argentina


Fuente: SáharaLibre.es

Compartir esta noticia

Enlaces Relacionados

· Más Acerca de Opinión
· Noticias de numa


Noticia más leída sobre Opinión:
RASD-TV

Votos del Artículo

Puntuación Promedio: 4.66
votos: 3


Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

Opciones

Tópicos Asociados

Campamentos de RefugiadosInternacionalOpiniónTerritorios Ocupados
"Tópicos Asociados" | Entrar/Crear Cuenta | 0 Comentarios
Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.

No se permiten comentarios Anónimos, Regístrate por favor
No olvides que todo lo que sea de SaharaLibre.es puedes usarlo en tu web o blog.
Trabajamos por y para el Pueblo Saharaui - No somos nadie.
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported.
Esta licencia afecta a toda la web de Saharalibre.es a EXCEPCIÓN DE LAS NOTICIAS E IMÁGENES DEL SEMAFORO, cuyos derechos corresponden a las fuentes citadas en las mismas.