Bienvenido/a a SaharaLibre.es
Bienvenido/a a SaharaLibre.es

El Semáforo de la Historia

Agenda del Sahara

Noviembre 2021
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
 
Hoy no hay eventos.

Sugerir un evento Sugerir un evento

Login

Nickname

Contraseña

Código de Seguridad: Código de Seguridad
Teclea Código de Seguridad

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

Enlázanos

SaharaLibre.es QR

Noticias: Robados, torturados y encarcelados

Enviado el Martes, 24 de enero de 2012, a las 08:14:16
Tema: Territorios Ocupados - Enviado por prada
Territorios Ocupados

Observadores de la región acuden a los territorios velan por los derechos de los presos políticos saharauis en Marruecos.

El segundo africano con más tiempo en prisión por motivos políticos es saharaui, y se llama Mohamed Dadach. En estos momentos, en las cárceles marroquíes hay unos doscientos presos políticos saharauis cumpliendo condenas. Además otras veinticuatro personas esperan desde hace más de un año en la cárcel un juicio militar. Se trata de organizadores de lo que se dio en llamar ‘Campamento de la esperanza’, una protesta a las afueras de los territorios ocupados, para muchos el germen de la primavera árabe, en protesta por las nefastas condiciones de vida del pueblo saharaui.

Los juicios se han suspendiendo en la víspera sin ninguna explicación. No es la primera vez. La causa, apunta el presidente del Observatorio de los Derechos Humanos para el Sahara Occidental, Javier Ruiz, es que Marruecos, como potencia ocupante, utiliza esta estrategia de dilatar en el tiempo la prisión provisional para desesperar a los presos y sus familiares. La suspensión de los juicios es habitual, como ya ocurrió con el grupo de ‘Los Siete de Casablanca’, y busca también eludir la presencia de observadores internacionales. Hay que tener en cuenta que estos, que tratan de velar por los derechos de los presos, se costean los viajes con sus medios, y las reiteradas suspensiones buscan que cuando finalmente se produzca el juicio, no haya quien dé noticia de lo ocurrido.

El Observatorio de los Derechos Humanos para el Sahara Occidental es una asociación sin ánimo de lucro, formada por abogados, que se fundó en mayo de 2010. Sus fines son eminentemente jurídicos. Su principal actividad es acudir personalmente a los juicios, con sus propios medios, y ver si se respetan los derechos fundamentales de los presos saharauis. También intenta reunirse con las autoridades marroquíes y los propios presos, pero las primeras siempre se niegan a ambas cosas. Y después emite un informe, que envía a autoridades como el Consejo General del Poder Judicial, el Consejo de la Abogacía, Ministerio de Asuntos Exteriores, instituciones europeas.

Durante esta actuación, los observadores españoles están acostumbrados a que se produzcan registros en sus habitaciones o abran sus maletas. La situación que viven es tal, explica Ruiz, que cuando viajan a Marruecos y territorios ocupados, lo hacen siempre con una maleta de mano, sin facturar, por miedo a que les metan algo, y de esta forma les impidan el acceso al país.

Visitando el Sahara. La otra labor del Observatorio es acudir a los territorios ocupados del Sahara Occidental, y ver in situ si allí se vulneran los derechos fundamentales de la población en general.

El pasado mes de agosto, Ruiz acudió junto a otros cuatro compañeros de distintos observatorios del territorio nacional. En principio, quisieron hacer uso de su derecho a la libre circulación, sin necesidad de ser comisionados por nadie. Viajaron hasta El Aaiún, y allí alquilaron un coche, con el que hicieron más de 1.200 kilómetros por el desierto del Sahara. Visitaron diversas ciudades, y se reunieron con varios colectivos saharauis. El seguimiento de la policía fue continuo, y en alguna ciudad les advirtieron que si se reunían con «terroristas del Polisario» serían expulsados inmediatamente. En cada encuentro, veía fuera de las viviendas cuatro vehículos policiales tomando nota de quién estaba, entraba y salía.

Durante las reuniones y el viaje, tomaron notas y evaluaron un informe. La principal vulneración de los derechos humanos, explica Ruiz, es la ocupación militar del Sahara Occidental, que vulnera la Declaración 1514 de Naciones Unidas, que reconoce el derecho a la libre determinación del pueblo saharaui. A partir de ahí, la entrada y la salida de cada ciudad hay un puesto militar. La presencia policial es muy importante. Pero eso no es lo peor. «La tortura allí es algo habitual en cualquier interrogatorio, y sin presencia de un abogado defensor. Cuando los presos saharauis piden un forense se les niega; cuando intentan denunciar torturas, ni siquiera se abre procedimiento», explica el presidente del Observatorio.

En lo que respecta a la población en general, continúa Ruiz, es muy habitual la violación del domicilio, sin orden judicial. Algunos activistas, aprendieron en agosto, siempre duermen vestidos, porque es habitual que llegue la policía por la noche y se los lleve detenidos. «La policía da una patada a la puerta, arrasa con todo lo que se encuentra, y se lleva detenido a quien sea», explica el observador. Se producen violaciones físicas a hombres y mujeres. Pero la última táctica marroquí va más allá y busca un enfrentamiento de las poblaciones; y no son los policías, sino los propios colonos, los que agraden a los saharauis. «Y de vez en cuando hay asaltos de colonos de barrios marroquíes a los saharauis, y lo que se arma allí es impresionante», advierte Ruiz. Otra conducta habitual, denuncia, es no detener a los sospechosos de simpatizar con el Polisario. Tan sólo los dan una tremenda paliza y luego los abandonan en un vertedero. «Es un mensaje que les dan, porque como para ellos los saharauis son basura, tienen que estar en los vertederos, y allí los dejan medio muertos», explica.

Al tiempo, la ocupación está permitiendo la esquilmación de los recursos naturales. La Unión Europea ha declarado nulo de pleno derecho los acuerdos pesqueros, porque el beneficio no redunda en los propietarios del banco pesquero, sino en Marruecos, que se adueña de él. De ahí que este país esté deseando firmar un acuerdo que le reconoce unas posesiones que no son suyas. Al mismo, tiempo, explica Ruiz, el Observatorio ha podido ver cómo los pesqueros chinos y rusos faenan convertidos en factorías en alta mar. Eso sí, no pisan ningún puerto, para evitar posibles denuncias de la ONU por aprovecharse de caladeros que no son suyos. «Al ver cómo faenan, sin pagar tasa alguna, te explicas algunas decisiones del Consejo de Seguridad, del que forman parte China y Rusia», advierte Ruiz.

El Observatorio también ha denunciado que más del cincuenta por ciento de la población saharaui en su país está en desempleo. ¿Cómo es posible? A cambio del dinero que hasta ahora ha estado dando Europa por los caladeros de pesca, Marruecos tenía que formar a pescadores saharauis. Casualmente, explica Ruiz, ningún saharaui ha aprobado. Y por esa razón no pueden pescar.


Fuente: LaTribunaDeToledo.es

Compartir esta noticia

Enlaces Relacionados

Votos del Artículo

Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

Opciones

"Login" | Entrar/Crear Cuenta | 0 Comentarios
Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.

No se permiten comentarios Anónimos, Regístrate por favor
No olvides que todo lo que sea de SaharaLibre.es puedes usarlo en tu web o blog.
Trabajamos por y para el Pueblo Saharaui - No somos nadie.
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported.
Esta licencia afecta a toda la web de Saharalibre.es a EXCEPCIÓN DE LAS NOTICIAS E IMÁGENES DEL SEMAFORO, cuyos derechos corresponden a las fuentes citadas en las mismas.