Bienvenido/a a SaharaLibre.es
Bienvenido/a a SaharaLibre.es

El Semáforo de la Historia

Agenda del Sahara

Diciembre 2017
  1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
Hoy no hay eventos.

Sugerir un evento Sugerir un evento

Login

Nickname

Contraseña

Código de Seguridad: Código de Seguridad
Teclea Código de Seguridad

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

Enlázanos

SaharaLibre.es QR

El conflicto del Sáhara está encallado porque no hay guerra

Enviado el Lunes, 05 de febrero de 2007, a las 20:52:54
Tema: Opinión - Enviado por prada
OpiniónJuan Soroeta Liceras:“El conflicto del Sáhara está encallado porque no hay guerra”

2007-02-03

El conflicto del Sáhara ya cumple 30 años. Allí no hay una guerra declarada, pero, al menos por ahora, hay vencedores y vencidos.
— Me temo que el conflicto del Sáhara está encallado.
— Sí, el principal problema es que en la agenda de Naciones Unidas el Sáhara no tiene ninguna prioridad. Para la comunidad internacional es un conflicto insignificante porque sólo afecta a 200.000 personas que están en un desierto y que no dan mucha guerra.
— ¿Deberían dar más guerra?
— Lo cierto es que las resoluciones de Naciones Unidas cada vez son más blandas. Yo creo que hay una especie de aburrimiento internacional. La historia de África es la de los pueblos que se rebelaron a la colonización, pero en el Sáhara no hay rebelión puesto que la mayor parte de su población está fuera del país, en campos de refugiados. De hecho, en el Sáhara no hay conflicto armado y, por tanto, la comunidad internacional está centrada en lugares donde sí hay guerra: Irán, Afganistán y demás.
— Es tremendo pensar que nadie se preocupa del Sáhara porque no hay una guerra, ¿verdad?
— Claro. El pueblo saharaui ha confiado durante muchos años en el derecho internacional, pero es que el resultado de ello es penoso. Desde el año 1991, cuando se firmó el plan de paz, les están tomando el pelo.
— ¿Y el famoso referéndum?
— Se ha pospuesto tantas veces que ahora mismo se habla de una solución “mutuamente aceptable”. ¿Pero cómo pueden plantear eso? Es decir, que quieren que un país (Sáhara) que ha sufrido la violación del derecho internacional se ponga de acuerdo con otro (Marruecos) que lo ha violado.
— Eso suena un tanto absurdo.
— Sí, se trata de una perversión del lenguaje que intenta aparentar que se quiere llegar a un acuerdo democrático entre dos partes, cuando lo que en realidad se quiere hacer es que, de alguna forma, la víctima de un robo se ponga de acuerdo con el ladrón para que le devuelva una pequeña parte de lo robado.
— ¿Tanto poder tiene Marruecos?
— Marruecos representa la frontera del islam y en occidente aún creen que es un freno al integrismo, aunque los atentados de Madrid demuestran todo lo contrario. Marruecos también está utilizando el problema de las pateras. Deja salir a inmigrantes del Sáhara para reclamar ayuda a Europa.
— ¿Qué han hecho los sucesivos gobiernos españoles al respecto?
— Cada vez han apoyan menos a los saharauis y ahora están totalmente en contra de ellos. Hay que recordar que el Gobierno de UCD de Adolfo Suárez llegó a aceptar al Frente Polisario como interlocutor del Gobierno del Sáhara, pero Felipe González acabó con ello.
— Incluso ha disminuido la ayuda internacional, ¿verdad?
— Sí. Hay tantos conflictos internacionales en el mundo que la partida destinada al Sáhara ha ido mermando paulatinamente. España también la ha reducido.
— ¿Cómo es la situación en los campamentos de refugiados del Tinduf?
— Hace unos años vivían exclusivamente de la ayuda humanitaria, pero ahora cada vez reciben menos. Además, hay una generación entera que ha nacido en los campamentos y que no acepta malgastar su vida esperando nada.
— ¿Qué piensa esa generación?
— Son los más partidarios de la vuelta a la lucha armada, aunque, siendo realistas, el conflicto armado no tiene sentido porque se ha acabado la guerra fría y el Frente Polisario no tiene ningún apoyo.
— ¿Cómo es la situación de los saharauis en los territorios ocupados?
— Viven bajo la represión militar marroquí. Allí no se respetan los derechos humanos. Además, los colonos marroquíes van a trabajar al Sáhara para ganar dinero y después vuelven a su país. Es decir, que tampoco existe un problema de colonización porque los marroquíes tampoco quieren quedarse en el Sáhara.
— El conflicto, por tanto, es muy diferente al palestino.
— Los saharauis están discriminados y controlados por la policía, que los reprime con dureza si se manifiestan por la independencia. Pero, el caso de Palestina es todavía peor. Es terrorífico. Es una situación de represión salvaje. Allí hay torturas y asesinatos diarios.
— ¿Existe algún paralelismo entre el conflicto vasco y el saharaui?
— No. Le contaré una anécdota al respecto: hace un tiempo comí con dos amigos, uno vasco y el otro saharaui. El vasco comentó que ambos sufrían el mismo problema: la falta de autodeterminación. Sin embargo, el saharahui le preguntó: ¿Conoces a algún vasco dispuesto a dejar su casa y su coche por la independencia de su país? El vasco dudó, mientras que el saharaui añadió: en mi país todo el mundo está dispuesto a eso porque nadie tiene ni casa ni coche.
— Por tanto, hay muchas diferencias.
— Claro. Para empezar, los vascos, en su conjunto, no se ponen de acuerdo sobre lo que quieren. En el País Vasco, a pesar de las aspiraciones legítimas que cada ciudadano puede tener, se vive en un Estado de Derecho y hay mecanismos para defenderse. Sin embargo, en el Sáhara sufren una ocupación de su territorio por parte de una potencia extranjera y padecen una represión militar.
— ¿Hay esperanza en el Sáhara?
— Creo que la única salida es aceptar el plan de paz, que provocaría la integración del Sáhara en Marruecos, pero también el regreso de los refugiados a su país. Eso crearía un movimiento de resistencia que desembocaría en la independencia. Entonces serían imparables porque no hay ejército que pueda detener a un pueblo decidido. Pasaría como en Palestina, donde están dispuestos a todo por su independencia.
— Pero eso generaría más sangre, ¿no?
— Hay que recordar que el Frente Polisario es un movimiento de liberación nacional reconocido por Naciones Unidas y que, por tanto, si usara llas armas no sería un grupo terrorista sino un gobierno que utiliza legítimamente la fuerza.

Artículo de opinión en el diario "LA MAÑANA DE LLEIDA"

Compartir esta noticia

Enlaces Relacionados

· Más Acerca de Opinión
· Noticias de prada


Noticia más leída sobre Opinión:
RASD-TV

Votos del Artículo

Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

Opciones

"Login" | Entrar/Crear Cuenta | 0 Comentarios
Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.

No se permiten comentarios Anónimos, Regístrate por favor
No olvides que todo lo que sea de SaharaLibre.es puedes usarlo en tu web o blog.
Trabajamos por y para el Pueblo Saharaui - No somos nadie.
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported.
Esta licencia afecta a toda la web de Saharalibre.es a EXCEPCIÓN DE LAS NOTICIAS E IMÁGENES DEL SEMAFORO, cuyos derechos corresponden a las fuentes citadas en las mismas.