Bienvenido/a a SaharaLibre.es
Bienvenido/a a SaharaLibre.es

El Semáforo de la Historia

Agenda del Sahara

Diciembre 2017
  1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
Hoy no hay eventos.

Sugerir un evento Sugerir un evento

Login

Nickname

Contraseña

Código de Seguridad: Código de Seguridad
Teclea Código de Seguridad

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

Enlázanos

SaharaLibre.es QR

Destacadas: Trinidad Jiménez, Ministra de Exteriores de Marruecos

Enviado el Martes, 21 de diciembre de 2010, a las 23:28:48
Tema: Opinión - Enviado por prada
Álvaro Ballesteros es experto en Seguridad Internacional y Política Exterior.
Álvaro Ballesteros es experto en Seguridad Internacional y Política Exterior.
Opinión

“Nuestro Gobierno exporta material de defensa y productos y tecnología de doble uso a más de sesenta países, algunos tan tensionados como Israel, Sri Lanka, Pakistán, Marruecos, Mauritania, Rwanda, Tailandia, Venezuela, Cuba; y fiel a sus contradicciones e incoherencias entre principios expresados y hechos promovidos, se muestra al mundo como el adalid del pacifismo”.

Francisco García, “El negocio del Pacifismo” (El Imparcial, 20.06.2010)

Poco se puede decir ya a día de hoy que no se haya dicho o escrito para denunciar el contorsionismo político que encarna desde 2004 el gobierno que lidera José Luis Rodríguez Zapatero. Los que iban de críticos impolutos del malvado y sanguinario gobierno Aznar van ahora camino de ganar todos los Oscar a la mejor interpretación teatral-política de la historia de nuestra democracia. Zapatero es ya el “Doctor Jekyll, Mister Hyde” del mundo occidental, aunque le pese (lo de occidental, claro). Y es que las cifras muestran una realidad que la prestidigitación zapateríl ya no puede seguir ocultando por más tiempo: el gobierno de los seudo-pacifistas de la “zeja” ha vendido armamento a tutiplén a diestro y siniestro sin preocuparse lo más mínimo de a qué regímenes se lo vendían ni de qué uso se le iba a dar a los productos españoles, que miren ustedes por donde, sirven tanto para defender los intereses legítimos de regímenes democráticos, como para asegurar la consecución de los objetivos ilegítimos de dictaduras y tiranías.

Aparcado el discurso de la defensa de los Derechos Humanos, en la Moncloa llegaron hace años a la conclusión de que una vez engatusado el pueblo, nadie se iba a oponer a que se le vendiesen armas a los sátrapas de medio mundo. Se ve que en España, los amantes de las manifestaciones no tienen problema con que los del “Guerra no” vendan armamento a dictadores y golpistas. Y no puedo más que confesarles que me sigue anonadando la rapidez con que muchos han salido a la calle a solidarizarse con un presunto violador como Julian Assange (el de “Wikileaks”), al tiempo que son incapaces de mover el culo para denunciar las maniobras antidemocráticas y de apoyo a las violaciones de los Derechos Humanos del actual gobierno Zapatero en lugares tan cercanos como el Sáhara Occidental.

Ya nos contaba hace unos meses Francisco García, en su excelente artículo arriba reseñado, cómo nuestro actual (des)gobierno, paladín del buen rollito y de los discursos vacíos de contenido, se dedicaba a suministrar armamento a todo hijo de vecino, aun sin credenciales democráticas ni garantías de un uso acorde con estas. Sabemos también (y no solo gracias a Wikileaks) que el cristianísimo Moratinos (el “abraza-dictadores”) no tuvo tampoco ningún problema en abanderar las gestiones para que empresas españoles surtiesen de acero a empresas armamentísticas sirias, ante la lógica desesperación de nuestros aliados estadounidenses, que tuvieron también que movilizar todos sus recursos diplomáticos para conseguir abortar el otro plan de Moratinos de venta de armas al régimen chino. Quizás eligieron olvidarse en la oficina de Zapatero de que las credenciales democráticas de China son tan creíbles como las de Marruecos, y de que Damasco lleva años esponsorizando las actividades de grupos terroristas como Hamás y Hezbollah en Oriente Medio. O quizás es que todo el discurso del pacifismo institucional zapateríl no era más que una cortina de humo similar a la de la invisible Alianza de Civilizaciones, tan inútil como costosa para las famélicas arcas del Estado. Conviene no olvidar esto, mientras nuestro Primer Ministro sigue teniendo aun la caradura de acusar a Berlín de falta de europeismo y de insolidaridad por no querer seguir poniendo millones de euros de los contribuyentes alemanes para apechugar con la deuda surrealista de países como el nuestro, que no han pestañeado al pasarse por el arco del triunfo el Pacto de Estabilidad del Euro, gracias a las políticas delirantes de despilfarro a cargo de irresponsables gobernantes estilo Zapatero. Es lo que hay, damas y caballeros. ¿Para qué asumir responsabilidades si se las podemos endosar al vecino mientras nuestra opinión pública elige seguir sin enterarse de qué va la película? Tal vez convendría recordar a muchos que democracia sin responsabilidad, se convierte en una ecuación tan falsa como las reiterativas garantías de solvencia económica la Ministra Salgado lanza a diestra y siniestra, a pesar de que las cifras se empeñen en llevarle la contraria.

Y parece ser que no es solo en materia económica o de tráfico de armas en lo que muchos en España han decidido seguir haciéndose los suecos a la hora de dejar campo libre al (des)gobierno del iluminado de León. En un ejercicio ciertamente fascinante (por no decir otra cosa), la responsable de política exterior del PSOE, Elena Valenciano, defiende públicamente la acción gubernamental hecha hasta ahora diciéndole a los ciudadanos que el PSOE va a seguir “defendiendo la política que hemos hecho, porque es la política en la que creemos". Bueno, pues tendremos que aceptar “barco” como animal de compañía. Quizás esto sea hasta más fácil que casar el término “progresista” con la política de Zapatero de apoyo a la venta de armas a Siria y a China, la falta de condena oficial ante la brutalidad marroquí en el Sahara, la constante bajada de pantalones ante los bofetones que nos propina un Hugo Chávez que da cobijo a ETA, o los abrazos de la propia Valenciano con la dictadura castrista, por poner unos cuantos ejemplos de cómo se plasma en la realidad esa “política en la que creemos”.

En la misma línea, a la Ministra Jiménez siguen sin indigestársele las declaraciones surrealistas sobre la relación con Rabat y las violaciones de los Derechos Humanos en el Sahara Occidental. Así, la valedora de Zapatero, se permite decir públicamente que, por puro arte de magia, ella “da por zanjada a nivel europeo” la crisis con Rabat por la violación de los Derechos Humanos en el Sahara Occidental. No dejo de preguntarme qué significa lo de “dar por zanjado a nivel europeo”. ¿Será que la crisis se mantiene a nivel español? ¿Será que aquello que es crítico para España, como antes, ya no es crítico para la UE? O ¿será que la Ministra no está más que certificando que el gobierno Zapatero no pinta ni copas en Bruselas y que le da barra libre a Mohamed VI para hacer lo que quiera sin consecuencias? Claro, porque defender los intereses de España y los Derechos Humanos en el Sahara supone un esfuerzo diplomático de enjundia también “a nivel europeo”. Y ya me dirán, después de llevar años haciendo el ridículo y de haber entregado la llave de nuestra política continental y mediterránea al amigo Sarkozy, a ver quién es el guapo (o la guapa) que se pone ahora a enarbolar la defensa de los intereses patrios ante los desmanes de Rabat. En fin, pensarán en la Moncloa, “menos mal que este funesto 2010 se acaba ya, porque mira que hemos sudado la gota gorda desde lo de la conjunción planetaria hasta hoy”.

Por si fuera poco, la Ministra Jiménez ha intentado hasta encontrar excusas públicas para justificar la prohibición por parte de Marruecos a que ciudadanos españoles (activistas pro-Derechos Humanos o representantes políticos) puedan visitar el territorio saharaui bajo ocupación de Rabat. Se convierte así Trinidad Jiménez en la primera Ministra de Exteriores del Reino de España que asume públicamente el puesto de Ministra de Exteriores del Reino de Marruecos, todo un hito en la política alauí y que convendrán le sale muy barato al erario público rabatí. Su predecesor Moratinos se quedó a un milímetro de alcanzar semejante gesta, a pique de que lo nombrasen hijo predilecto en Rabat. Espero que haya alguna oportunidad de pedirle a Su Excelencia la Ministra de Exteriores de ambos Reinos que nos explique a los ciudadanos de uno de ellos (los otros aun no pueden preguntar sobre estos temas), cómo se ha conseguido poner fin a esta crisis tan peligrosa, en la que se han dado hasta manifestaciones en Marruecos contra la democracia española y se ha reclamado “el fin de la ocupación colonial de Ceuta y Melilla por parte de España”.

A lo mejor es que con lo del cirio de los controladores aéreos ni nos hemos enterado, pero ¿se ha disculpado Marruecos por la brutal represión en El Aaiún? ¿Por la tortura y asesinato de civiles con DNI español? ¿Ha anunciado Rabat que pone fin a la ocupación del Sahara para facilitar la celebración del referéndum de independencia auspiciado por la ONU? ¿Se ha puesto fin de una vez al encarcelamiento en condiciones infrahumanas de los presos políticos saharauis? ¿Ha anunciado Mohamed VI que reconoce la integridad territorial española y que se compromete a gestionar como es debido los canales migratorios hacia nuestro país? Tal vez, tan indignados como estábamos por la nefasta gestión gubernamental del caos aeroportuario, ni nos hemos enterado de que Marruecos haya anunciado también que pone fin a la carrera armamentística actual y a la militarización del Estrecho de Gibraltar, con la consecuente amenaza directa a nuestros territorios en el norte de África. Quizás hasta nos hayamos perdido el anuncio por parte de París de que el gobierno francés no tolerará que se amenace a un Estado miembro de la UE, como es España. Sí, todo esto tendría mucho sentido y podría justificar que la crisis se diese por zanjada, a nivel europeo, a nivel español, y a nivel de la ONU: a cualquier nivel.

O tal vez no es que nos hayamos perdido todo esto. Quizás es que nada de ello ha tenido lugar. Quizás es que, estando las cosas como están y ante amenazas tan serias a nuestros intereses, sea una absoluta barbaridad política anunciar que la crisis ha terminado, como por arte de magia. Quizás ello no hace más que alentar al que nos agrede. Quizás lo que ocurre es que nuestro gobierno ya ni sabe por dónde tirar, ni qué carta jugar para superar una coyuntura tan complicada, que le queda demasiado grande. Quizás es que la política que lleva abanderando el PSOE de Zapatero desde 2004 en materia de relaciones internacionales es un absoluto caos y un total descontrol, y que ha supuesto que llegados a este punto sea ya casi imposible garantizar la defensa de los intereses de España, a cualquier nivel.

Demasiados “quizás”, ¿no les parece? Mucha tela que cortar para un gobierno noqueado que no ve ya ni por dónde le llueven los golpes del contrincante, a nivel económico, a nivel político, a nivel social, incluso a nivel europeo. Juzguen ustedes por sí mismos. Pregúntense si esa “política en la que creemos” (en palabras de los líderes del PSOE) es la que le conviene a la España que encara 2011 de esta guisa. Y ya me contarán, que nos queda camino por recorrer de la mano para un buen rato.


Fuente: El Imparcial

Compartir esta noticia

Enlaces Relacionados

· Más Acerca de Opinión
· Noticias de prada


Noticia más leída sobre Opinión:
RASD-TV

Votos del Artículo

Puntuación Promedio: 4.2
votos: 5


Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

Opciones

"Login" | Entrar/Crear Cuenta | 0 Comentarios
Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.

No se permiten comentarios Anónimos, Regístrate por favor
No olvides que todo lo que sea de SaharaLibre.es puedes usarlo en tu web o blog.
Trabajamos por y para el Pueblo Saharaui - No somos nadie.
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported.
Esta licencia afecta a toda la web de Saharalibre.es a EXCEPCIÓN DE LAS NOTICIAS E IMÁGENES DEL SEMAFORO, cuyos derechos corresponden a las fuentes citadas en las mismas.