Bienvenido/a a SaharaLibre.es
Bienvenido/a a SaharaLibre.es

El Semáforo de la Historia

Agenda del Sahara

Diciembre 2017
  1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
Hoy no hay eventos.

Sugerir un evento Sugerir un evento

Login

Nickname

Contraseña

Código de Seguridad: Código de Seguridad
Teclea Código de Seguridad

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

Enlázanos

SaharaLibre.es QR

Sahara, una crónica de impotencia y esperanza

Enviado el Viernes, 12 de noviembre de 2010, a las 09:07:36
Tema: Opinión - Enviado por webmaster10
Opinión

Por Nerea Antia, * Parlamentaria de EAJ/PNV

Han pasado 35 años de negativas a cumplir el mandato de la ONU por Marruecos, 35 años de silencio, inacción y torpeza de España e incapacidad internacional, 35 años de dignidad y resistencia pacífica saharaui y 35 años de solidaridad e indignación social.

POCAS veces en mi vida he sentido una preocupación tan honda como en estos últimos días. La casualidad de que nuestro viaje a El Aaiún coincidiera con el ataque previsto por el Gobierno marroquí a la población saharaui, me ha permitido acercarme un poco más a una dramática realidad que, aunque produce impotencia, deja un resquicio a la esperanza.

El viernes pasado estaba preparando la maleta para viajar a El Aaiún con otros dos parlamentarios. El fin de semana anterior habíamos participado en la 36ª edición de la Conferencia Europea de Coordinación del Apoyo al Pueblo Saharaui. Las más de 20.000 personas concentradas en el Campamento de la Dignidad de El Aaiún fueron, indudablemente, las auténticas protagonistas del cónclave, junto con el grupo de los siete activistas que iban a ser juzgados en Casablanca. Intervención tras intervención, se animó -muy especialmente a los representes políticos- a acudir al Sahara ocupado en calidad de observadores. Así lo hicimos.

El sábado, cogimos el avión a Casablanca con idea de encontrarnos allí con observadores de la sociedad civil vasca, entrevistarnos con activistas y poder saludar personalmente a la familia de Elgarhi Nayem, el niño de 14 años asesinado el pasado 24 de octubre. El lunes teníamos intención de acceder al campamento de Gdeim Izik. Nosotros tres, acompañados por una cooperante vasca, habíamos previsto estar allí el 8 de noviembre, el mismo día en el que las Fuerzas de Seguridad del ilegítimo ocupante arrasaron violentamente el campamento. Pero no pudo ser; nos impidieron tomar el vuelo a El Aaiún y nos devolvieron forzosamente a casa. Después entendimos el porqué.

Del relato de nuestra estancia en el aeropuerto de Casablanca y del lamentable trato que recibimos por parte de las autoridades marroquíes han dado cumplida cuenta los medios de comunicación. El incidente de nuestra expulsión se hubiera quedado en una simple anécdota de no haberse enmarcado en una concatenación de hechos anteriores y posteriores de enorme gravedad.

El miércoles, 3 de noviembre, el ministro de Asuntos Exteriores marroquí se reunía en Madrid con su homónima española, Trinidad Jiménez, y arremetía contra la prensa española. Según hemos visto publicado posteriormente, en dicho encuentro ya le comunicó a la ministra que Marruecos tenía intención de desmantelar por la fuerza el campamento de protesta saharaui en las afueras de El Aaiún. El viernes se iniciaba el juicio contra los siete activistas saharauis. El sábado se nos impedía acceder a El Aaiún a tres parlamentarios y una cooperante. El domingo era un eurodiputado el expulsado y, ese mismo día, el rey de Marruecos lanzaba un discurso en el que reivindicaba la "marroquinidad" del Sahara y dejaba entrever lo que iba a pasar. El lunes empezó la masacre: las Fuerzas de Seguridad marroquíes arrasaron el Campamento de la Dignidad con todo tipo de medios. Posteriormente, la violenta represión contra la población civil desarmada se trasladó a la ciudad de El Aaiún: Fuerzas Armadas contra población civil desarmada. Al parecer, el martes y el miércoles, los colonos marroquíes tomaron el relevo a las Fuerzas de Seguridad y continuaron el ataque contra la población saharaui y sus bienes. Todavía se desconoce el número de personas fallecidas, heridas o detenidas. Se ha llegado a hablar de más de un centenar de cadáveres sin identificar, cientos de heridos, detenidos y desaparecidos.

La escalada de muerte y violencia vivida estos últimos días pone el colofón a treinta y cinco años de ocupación ilegítima, de represión, de violaciones de derechos humanos, de exclusión, de pobreza, de intento de asimilación y de "marroquinización" de la población saharaui; treinta y cinco años de expolio de sus recursos naturales por parte de los ocupantes, de exilio forzoso en el desierto o en la diáspora para miles de saharauis. Treinta y cinco años en los que Marruecos se ha sabido respaldado y, por eso, se ha negado a cumplir el mandato de Naciones Unidas, confiando en que el tiempo jugaría a su favor. Así ha conseguido retrasar sine die la organización de un referéndum transparente que permita que el pueblo saharaui elija su destino, tal y como estableció la ONU hace más de 18 años.

Pero el pueblo saharaui ha resistido pacíficamente de forma admirable, con inteligencia, dignidad y entereza; así lo demuestra su presencia estos días en las reuniones de Nueva York a pesar del ataque. Además, durante todo este tiempo, ha quedado demostrado que son muchos los amigos con los que cuenta. Euskadi es un ejemplo: a una sociedad civil bien organizada y muy activa, se suman unas instituciones que no han dudado en prestar apoyo político y humanitario durante estas décadas. Por otra parte, la sociedad española también ha demostrado sin ambages que está con el Sahara y numerosos países han reconocido de forma oficial al Gobierno de la RASD. Sin embargo, este claro compromiso de la sociedad no se ha correspondido para nada con la postura mantenida por los sucesivos gobiernos españoles -de Franco a Zapatero-, que ha oscilado entre la tibieza -o la supuesta neutralidad- y el apoyo más descarado al Estado que ocupa un país que no es suyo y viola reiteradamente los derechos humanos de forma impune.

Siento una terrible indignación ante la dejación de obligaciones que hace el Gobierno español como antigua potencia colonizadora. Su silencio, su inacción, su ambigüedad y su torpeza me producen rabia, impotencia y vergüenza, más -si cabe- esta última semana. No sé si a Ramón Jáuregui le falló el subconsciente o si metió la pata por su bisoñez como ministro, pero la respuesta que le dio a mi compañero, el diputado Aitor Esteban, es indignante y bochornosa. Como también lo es la ausencia de condena por el ataque a El Aaiún y sus terribles consecuencias. El doble rasero que utilizan los gobernantes españoles es imperdonable.

Por su parte, la Unión Europea y Naciones Unidas tampoco han sido capaces de dar una respuesta firme para condenar y reprobar al Gobierno marroquí. ¿Cuántos muertos y heridos más tiene que haber para que se produzcan reacciones contundentes? ¿Cómo hacer que los responsables de estas atrocidades respondan de sus actos? ¿Quién va a garantizar que el Gobierno marroquí respete la legalidad internacional?

Es necesario seguir gritando hasta desgañitarnos y participar en todos los actos que se organicen en solidaridad con el Pueblo saharaui. En Euskadi se han sucedido las manifestaciones, declaraciones institucionales, comunicados y llamadas. El próximo sábado, como cada año por estas fechas, se celebrará una manifestación -espero que multitudinaria- con motivo del aniversario de los vergonzantes acuerdos de Madrid que supusieron dejar en manos marroquíes a la población saharaui. El pueblo saharaui nos seguirá interpelando en tanto no consiga la autodeterminación, la paz y el respeto a sus derechos individuales y colectivos. No les debemos dejar solos en su lucha, porque su lucha es la nuestra.


Fuente: deia.com

Compartir esta noticia

Enlaces Relacionados

· Más Acerca de Opinión
· Noticias de webmaster10


Noticia más leída sobre Opinión:
RASD-TV

Votos del Artículo

Puntuación Promedio: 5
votos: 2


Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

Opciones

Tópicos Asociados

Opinión
"Tópicos Asociados" | Entrar/Crear Cuenta | 0 Comentarios
Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.

No se permiten comentarios Anónimos, Regístrate por favor
No olvides que todo lo que sea de SaharaLibre.es puedes usarlo en tu web o blog.
Trabajamos por y para el Pueblo Saharaui - No somos nadie.
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported.
Esta licencia afecta a toda la web de Saharalibre.es a EXCEPCIÓN DE LAS NOTICIAS E IMÁGENES DEL SEMAFORO, cuyos derechos corresponden a las fuentes citadas en las mismas.