Bienvenido/a a SaharaLibre.es
Bienvenido/a a SaharaLibre.es

El Semáforo de la Historia

Agenda del Sahara

Octubre 2017
  1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
 
Hoy no hay eventos.

Sugerir un evento Sugerir un evento

Login

Nickname

Contraseña

Código de Seguridad: Código de Seguridad
Teclea Código de Seguridad

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

Enlázanos

SaharaLibre.es QR

Noticias: Los universitarios enseñan a niños del Sahara a jugar.

Enviado el Jueves, 28 de diciembre de 2006, a las 19:14:30
Tema: Campamentos de Refugiados - Enviado por prada
Campamentos de RefugiadosViajarán en febrero con el proyecto “Angeles sin cielo”

Leandra Moyano. Huelva

No todos los niños juegan, no todos sonríen pero todos tienen derecho a hacerlo. Los alumnos de la Facultad de Educación, tras una primera visita a los campos de refugiados saharauis, decidieron ayudar y enseñar a estos pequeños a disfrutar del tiempo jugando.
Junto a miles de kilos de ayuda humanitaria –azúcar, aceite, pasta, arroz-, los alumnos de la universidad de Huelva llevarán a los campamentos del Sahara los juegos populares de nuestra tierra bajo el proyecto Angeles sin cielo.

“Nuestros compañeros nos comentaron que los niños no tenían alternativas de ocio y tiempo libre. Nosotros estamos saturados y ellos se sientan en la esquina de su casa a ver pasar el tiempo”, explica Nuria Pena.

Han realizado un librito de juegos populares, deportivos, realizarán un cuenta cuentos. “En estos campamentos, los niños que tienen problemas de adaptación, ya sea porque tengan síndrome de down, sean sordos o mudos, no están muy integrados, ni siquiera en sus familias, por lo que trabajaremos con ellos”.

Además decidieron sumarse a la Caravana Andaluza por la Paz que cada mes de febrero desembarca en la frontera africana miles de kilos de alimentos no perecederos . “La gente nos los deja en cajas en la puerta, o en una conserjería de la Facultad de Educación”, comentan. Como toda ayuda es poca, estos jóvenes siguen cada día organizando estos alimentos, ropa, juguetes para viajar en el mes de febrero hasta el campamento de Dajla, “uno de los campamentos más alejados donde apenas llega la ayuda”.

Incluso hay colegios de la capital que desean que su campaña de navidad esté relacionada con la caravana, “que los niños y los padres aporten un paquete de alimentos para traérnoslo”.

Para colaborar podéis dirigiros al PABELLON 1 ALTO de la Facultad de Educación de la UHU (Universidad de Huelva)

**********

Proyecto Ángeles sin Cielo

Esta idea surgió de tres estudiantes de la titulación de Educación Social. Estos estudios están comprometidos y sensibilizados con las realidades más desfavorecidas, pero nosotros hemos querido llegar mucho más lejos planteando un proyecto ambicioso.

Otro grupo de compañeros y compañeras de la titulación de Maestro en Educación Especial desarrollaron durante el presente curso un proyecto para conocer la situación educativa en la que se encontraban los campamentos de refugiados saharauis y tras haber estado en el terreno y haber tomado nota de todo, nos transmitieron que una de las necesidades más acusadas era relacionada con el ocio y el tiempo libre. De ahí nació la idea de crear un proyecto para subsanar esas necesidades y dar respuesta, por otro lado, a las inquietudes e ilusiones.

Sin embargo, sabemos que la práctica educativa revela un cúmulo de objetivos que se alcanzan sin estar programados con antelación. El currículum oculto de esta experiencia, que la suponemos muy enriquecedora para la historia personal de las personas implicadas, nos marcará una serie de objetivos y de aspiraciones tanto a nivel individual como a nivel grupal que reflejaremos en nuestra memoria para siempre y en la Memoria final para el testimonio impreso de haberla vivido. Los objetivos que en un principio nos marcamos son los siguientes:

a. Mostrar nuestra solidaridad con el pueblo saharaui y su causa que consideramos justa ante la opresión del reino de Marruecos y la pasividad de las naciones extranjeras.
b. Ayudar en la medida de nuestras posibilidades a remediar una de las múltiples carencias que tienen los campamentos de refugiados saharauis en los ámbitos del ocio y del tiempo libre.

b. Fomentar la formación de un vínculo de unión institucional estable de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Huelva con los campamentos de refugiados saharauis que posibiliten experiencias similares para la formación inicial como educadores de sus estudiantes.

Titulamos a nuestra experiencia Ángeles sin Cielo, retomando el nombre de un poema de Francisco Cenamor. Pensamos que esas tres palabras eran muy reveladoras de la situación del pueblo saharaui en el exilio, un pueblo abandonado a su suerte, sin una tierra prometida y sin un futuro al que aguardar.

ángeles sin cielo (francisco cenamor)

las personas que en el metro nos venden pañuelos
las que alegres nos regalan con su música
las que vienen de lejos las de hablar extraño
las que con el hijo en brazos
nos exageran su dolor al oído
las que nunca sabremos si acaban de salir de la cárcel
yo sé que son ángeles
ángeles sin cielo
ángeles que tienen sexo y pecan
que se rascan la pierna si les pica
que nos distraen de nuestra diaria pesadilla terrenal
que nos transportan con canciones lloradas al paraíso
ese al que no queremos ir porque no hay nada sólo gente

schiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiis
ahí vienen
miradles a los ojos
son ángeles
yo les he visto las alas

FRANCISCO CENAMOR

Poeta nacido en Leganés (1965).  Autodidacta, comienza tardíamente a escribir poesía. Su pri- mer libro,  Nubes de esperanza, es de 1999. El segundo, Ángeles sin cielo, aparece en 2003.   Trabajador de la  Real Academia Española en excedencia, se dedica ahora dar clases de tea-tro y dirige la Compañía Atravesad@s Teatro. Sus poemas figuran en diversas antologías. 


Por qué escribo Poesia, por Francisco Cenamor

Pocas veces me he planteado por qué escribo poesía. Tengo dos libros publicados y he participado en diversas antologías. Cuando se publicó mi primer libro sentí algo especial, una realización personal. Pronto pasó. Mi segundo libro me hizo sentir extraño; no consiguió colmar cierta ansia de absoluto, pero me ayudó a descubrir eso precisamente, que escribía por cierta ansia de absoluto.
Descubrir que otros leían y hacían suyos mis poemas me colmaba el alma. Estar, de alguna manera, con otros, era la verdadera satisfacción que encontraba como escritor. Pero recientemente, pasó algo que me hizo descubrir, definitivamente, cual era mi verdadero deseo como poeta.

Buscando en internet páginas donde pudieran haber publicado poemas míos encontré una ponencia de una estudiante de Educación Social de la Universidad de Huelva, en la que contaba como se había ido gestando un proyecto para enviar monitores y material a un campo de refugiados saharauis en Argelia. Habían decidido llamar al proyecto Ángeles sin cielo, el título de mi segundo libro publicado. Cuando lo descubrí lloré, lloré durante los minutos que tardé en leer la ponencia. Nunca antes había podido sentir el verdadero sentido de mi poesía. Y no era yo el que le había dado sentido, sino otros, unos jóvenes deseosos de ayudar a los que no tienen nada.

Lo más curioso de este asunto, es que esto había sucedido al margen de mis buenas relaciones con el mundo de la solidaridad con los saharauis, la única nación árabe (hoy sometida y tiranizada por el Reino de Marruecos) de habla hispana, el único lugar en el mundo donde nuestra entrañable peseta sigue siendo una moneda de curso legal. Estos jóvenes solidarios, cuando nombraron su proyecto, no sabían que yo era amigo de algunos de los poetas de la auto-proclamada Generación de la amistad, un encuentro de poetas saharauis exiliados en nuestro país que escriben su poesía en castellano.

Quiero, desde aquí, darle gracias a estos jóvenes de la Universidad de Huelva por haberle dado sentido a lo que escribo.

 
Francisco Cenamor, Poeta

Compartir esta noticia

Votos del Artículo

Puntuación Promedio: 5
votos: 2


Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

Opciones

"Login" | Entrar/Crear Cuenta | 0 Comentarios
Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.

No se permiten comentarios Anónimos, Regístrate por favor
No olvides que todo lo que sea de SaharaLibre.es puedes usarlo en tu web o blog.
Trabajamos por y para el Pueblo Saharaui - No somos nadie.
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported.
Esta licencia afecta a toda la web de Saharalibre.es a EXCEPCIÓN DE LAS NOTICIAS E IMÁGENES DEL SEMAFORO, cuyos derechos corresponden a las fuentes citadas en las mismas.