Bienvenido/a a SaharaLibre.es
Bienvenido/a a SaharaLibre.es

El Semáforo de la Historia

Agenda del Sahara

Octubre 2017
  1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
 
Hoy no hay eventos.

Sugerir un evento Sugerir un evento

Login

Nickname

Contraseña

Código de Seguridad: Código de Seguridad
Teclea Código de Seguridad

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

Enlázanos

SaharaLibre.es QR

Noticias: Carta abierta de presos políticos saharauis

Contribución de Darghamyo el Sábado, 09 de octubre de 2010, a las 21:46:04


Tema: Derechos Humanos - Enviado por Darghamyo
Derechos Humanos

8 de octubre de 2010

Sr. D. Nicolás Sarkozy Presidente de la República de Francia

Asunto: Carta abierta de presos políticos saharauis 

Señor Presidente:

A la luz del papel histórico que siempre ha jugado Francia como cuna de los valores más profundos de los derechos humanos, y a la vista del actual papel que juega su país en la promoción y protección de la democracia y de los derechos humanos en todo el mundo, aprovechamos esta oportunidad para presentar nuestro caso a usted en esta carta.

Somos un grupo de defensores de derechos humanos saharauis sometidos a duras pruebas a causa de nuestras ideas y de nuestras actividades en defensa de los derechos humanos. En la actualidad, llevamos un año en prisión sin que hasta ahora las autoridades de Marruecos hayan procedido a la celebración de un juicio o a nuestra liberación, tal y como ha sido solicitado por numerosas organizaciones internacionales de todo el mundo. En este caso particular, el estado marroquí no se está rigiendo por el derecho internacional, que garantiza el derecho a un juicio justo en un tiempo razonable y aceptable. Nos dirigimos a Vd. en relación a la prolongada situación de serias violaciones de derechos humanos que ocurren en la parte del Sahara Occidental que está ocupado por el Reino de Marruecos. También nos preocupa enormemente la continua explotación de recursos naturales del territorio. Su Excelencia: El pasado 8 de octubre de 2009, cuando volvíamos de una visita a los campamentos de refugiados saharauis del sudoeste de Argelia, fuimos detenidos en el aeropuerto Mohammed V de Casablanca por las autoridades marroquíes, en concreto por la Brigada Nacional de la Policía Judicial, en presencia de varios agentes de seguridad e inteligencia. Una vez detenidos, fuimos trasladados a la comandancia de la Brigada Nacional de la Policía Judicial, donde nos retuvieron durante ocho días y nos sometieron a un interrogatorio estrictamente político, que se caracterizó por una serie de violaciones, tales como la violación de la confidencialidad del interrogatorio en tanto en cuanto los oficiales que nos interrogaban pretendían influir en el curso de la investigación lanzando campañas difamatorias contra nosotros. Nuestro arresto no se produjo a la luz de hecho criminal alguno, como se desprende de la campaña de calumnias que el estado de Marruecos emprendió contra nosotros. Una amplia gama de instituciones de la sociedad civil se implicó en esta campaña: la mayoría de los partidos políticos, los sindicatos, algunas "organizaciones de derechos humanos" marroquíes y el total de los medios de comunicación marroquíes. Además, los funcionarios del gobierno y los parlamentarios realizaron declaraciones incitando al odio y tachándonos de "traidores", "enemigos" y "espías de Argelia". Esta campaña contrasta totalmente con el modo en que otras organizaciones de defensa de los derechos humanos marroquíes e internacionales perciben nuestro caso. No es la primera vez que el gobierno marroquí, que controla a los medios de comunicación, ha construido cargos contra saharauis que hablan claro. En la mayoría de los casos, éstos son acusados de "espías", "conspiradores" y "terroristas", algo que ha sido refutado ad infinitum por acreditadas organizaciones de defensa de los derechos humanos marroquíes e internacionales, así como por las comisiones internacionales de investigación que han visitado el territorio del Sahara Occidental. Además, la lucha pacífica saharaui por la autodeterminación siempre ha sido objeto de intentos de mala interpretación. Si hay algo que caracteriza los valores humanitarios de los saharauis en nuestra lucha, es justamente la elección de la protesta no violenta contra la ocupación de nuestro hogar por parte de Marruecos y el profundo convencimiento en el diálogo y en la justicia. Su Excelencia, El 15 de octubre de ese mismo año, fuimos presentados ante el juez de instrucción de la corte militar en Rabat, quien ordenó prisión preventiva para nosotros en la cárcel de Salé. De hecho, cuando civiles que defienden los derechos humanos más fundamentales son expuestos a un juicio militar, se ha generado un peligroso precedente. Esta forma de actuar demuestra claramente cómo tratan las autoridades marroquíes a aquellos que apoyan el legítimo derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación. Después de casi un año en prisión, el 21 de septiembre de 2010 la corte militar objetó falta de jurisdicción sobre nuestro caso, retirándose los cargos de traición y siendo trasladados a una corte civil en Casablanca, donde nuestro caso será oído el próximo 15 de octubre. A pesar de ello, las autoridades marroquíes continúan con su empeño de presentar cualquier atisbo de pruebas en contra nuestra. Su Excelencia, A Marruecos le han concedido recientemente el Estatuto Avanzado otorgado por la Unión Europea y tiene asimismo una serie considerable de vínculos con potencias internacionales. Sin embargo, estos acuerdos avanzados concedidos a Marruecos y sus relaciones privilegiadas con numerosos Estados, no han logrado convencer a Rabat de que ponga fin a su política de opresión y no han conseguido llevar al país más en línea con las normas de estos países y los altos estándares en materia de derechos humanos. Al contrario, este cambio de estatus es utilizado por las autoridades de Marruecos como un pretexto para sus repetidas y flagrantes violaciones de derechos humanos. A la vez que mantiene una imagen de democratización del país, oprime a las voces disidentes en su tierra y continúa con la opresión de los saharauis que claramente se oponen a la presencia ilegal e insostenible de Marruecos en el Sahara Occidental. Cada vez se hace más difícil para nuestro pueblo creer en los fundamentos de la justicia, cuando las pretensiones de Marruecos sobre nuestra tierra son apoyadas por una cadena de acuerdos comerciales bilaterales que incluyen a nuestro país. Con la venta de nuestros recursos naturales y el uso de los beneficios para silenciar nuestras voces, Marruecos ensombrece la imagen de las naciones democráticas, como Francia, haciéndolas cómplices de lo que es, en última instancia, un robo. Tal y como se estipula en el Dictamen Legal de Naciones Unidas sobre la materia en 2002, y se reafirmó en el Dictamen de la Asesoría Jurídica del Parlamento Europeo en 2009, los recursos saharauis sólo pueden ser explotados de conformidad con los deseos e intereses del pueblo saharaui. Su Excelencia, nunca hemos tenido voz en esta explotación, y el único beneficio que nuestro pueblo ha obtenido de estos acuerdos es que nuestras voces se silencien aún más, ya que Marruecos se siente apoyado por la Unió n Europea en sus pretensiones ilegales e infundadas sobre nuestra patria. Su Excelencia, Respetuosamente pedimos que todos los acuerdos con Marruecos excluyan claramente nuestra patria, de conformidad con el derecho internacional. En cuanto a nuestra situación personal, solicitamos a Su Excelencia que le pida al Gobierno de Marruecos que asuma su responsabilidad y que nos juzgue cuanto antes, en un juicio justo y en presencia de observadores internacionales, o que nos libere junto con el resto de defensores de derechos humanos saharauis y presos de conciencia de las cárceles de Marruecos. Mostrándole nuestra más profunda gratitud por su atención, le rogamos, Su Excelencia, acepte nuestra más alta consideración. Los defensores de derechos humanos saharauis, los tres presos de conciencia: Ali Salem Tamek Brahim Dahane Ahmed Naciri   en la Cárcel local de Salé / Marruecos   Nota: Se envía copia de esta carta a: - El Presidente de la Asamblea Nacional, D. Bernard Accoyer. - El Presidente del Senado de Francia, D. Gérard Larcher. - El Ministro francés de Asuntos Exteriores, D. Bernard Kouchner. - El Representante permanente de Francia ante la ONU, D. Gerard Araud. - El Secretario General de la ONU, D. Ban Ki-Moon. - El Representante Personal del Secretario General de la ONU, D. Christopher Ross.

Compartir esta noticia

Enlaces Relacionados

Votos del Artículo

Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

Opciones

Tópicos Asociados

Derechos Humanos
"Tópicos Asociados" | Entrar/Crear Cuenta | 0 Comentarios
Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.

No se permiten comentarios Anónimos, Regístrate por favor
No olvides que todo lo que sea de SaharaLibre.es puedes usarlo en tu web o blog.
Trabajamos por y para el Pueblo Saharaui - No somos nadie.
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported.
Esta licencia afecta a toda la web de Saharalibre.es a EXCEPCIÓN DE LAS NOTICIAS E IMÁGENES DEL SEMAFORO, cuyos derechos corresponden a las fuentes citadas en las mismas.