Bienvenido/a a SaharaLibre.es
Bienvenido/a a SaharaLibre.es

El Semáforo de la Historia

Agenda del Sahara

Diciembre 2017
  1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
Hoy no hay eventos.

Sugerir un evento Sugerir un evento

Login

Nickname

Contraseña

Código de Seguridad: Código de Seguridad
Teclea Código de Seguridad

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

Enlázanos

SaharaLibre.es QR

Noticias: Peligra la vida del defensor saharaui de derechos humanos Ali Salem Tamek

Enviado el Jueves, 29 de abril de 2010, a las 08:09:46
Tema: Derechos Humanos - Enviado por prada
Derechos Humanos

Ya lleva 39 días en huelga de hambre y su salud se deteriora por momentos. Ali Salem Tamek, saharaui de 36 años, acusado de traición a la Patria y preso en la cárcel marroquí de Salé, pide un juicio justo o su libertad inmediata. Sin embargo, el tiempo se le acaba.

La protesta de los seis activistas saharauis de Derechos Humanos que el pasado 18 de marzo decidieron iniciar una huelga de hambre desde la cárcel marroquí de Salé en la que se encuentran presos está empezando a poner nerviosas a las autoridades marroquíes, que temen que, al igual que ocurrió en Cuba con el caso de la muerte del disidente Orlando Zapata, la comunidad internacional se replantee algunos de sus apoyos al reino alauí.

El tiempo pasa de manera inexorable y el correr de los días sin ingerir alimentos provoca que la salud de los seis encarcelados se deteriore rápidamente. Sin embargo, la peor parte se la está llevando Ali Salem Tamek, un histórico de la causa saharaui y de la defensa de los Derechos Humanos. Según fuentes próximas al activista, ha tenido que ser hospitalizado ya que sufre de serias complicaciones gastrointestinales y el asma que ya padecía se le ha empeorado.

Tamek nació en 1973 en la ciudad de Assa (sur de Marruecos). Ha sido encarcelado al menos en cinco ocasiones y ha protagonizado más de veinte huelgas de hambre en el pasado, lo cual le ha proporcionado una salud quebradiza, pero también una firme voluntad. Desde su entorno se asegura que ha perdido una decena de kilos, al igual que sus cinco compañeros de protesta, entre los que se encuentran Brahim Dahane, Ahmed Naciri, Yahdih Ettarouzzi, Rachid Sghayer y Saleh Lebaihi.

Los seis fueron detenidos junto a Dejga Lachgar, la única mujer del grupo, el pasado mes de octubre cuando regresaban de una visita a los campamentos de refugiados de Tinduf. Desde entonces se les conoce como el ŒGrupo de los Siete o Œlos Siete de Casablanca¹, ya que su arresto se produjo en el aeropuerto de esta ciudad marroquí. Se les acusa de alta traición y se enfrentan a un tribunal militar, por lo que incluso podrían ser condenados a penas de muerte.

Este caso ha despertado, una vez más y al igual que ocurriera con la huelga de hambre de Aminetu Haidar en el aeropuerto de Lanzarote el pasado mes de diciembre, la solidaridad internacional. Así, las movilizaciones se han ido sucediendo en distintos lugares del mundo y con especial incidencia en localidades españolas, país en el que se han recogido ya más de 70.000 firmas solicitando la liberación de los activistas.

Sin embargo, lo peor para los intereses de Marruecos es que a esta protesta se ha sumado una treintena de presos saharauis retenidos en distintas cárceles a lo largo del país y del propio Sahara Occidental, con el objetivo de solidarizarse con los seis de Salé y para pedir mejoras en su situación carcelaria. Y al igual que ha ocurrido con Cuba, la comunidad internacional ya ha mostrado su preocupación.

NACIONES UNIDAS

Así, el pasado viernes, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, trasladó al presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Mohamed Abdelaziz, en Nueva York su preocupación por la cuestión de los Derechos Humanos en los territorios ocupados, inquietud que ya había trasladado al enviado especial de la ONU para el Sahara Occidental, Christopher Ross.

Hace unos días, la hija de Ali Salem Tamek, llamada Thawra (Revolución), hizo un llamamiento público para pedir la liberación de su padre a través de una carta: ³Mi padre, a quien amo, me trajo al mundo y me llamó Revolución para que esa palabra fuese la primera que yo oyese y a la que respondiese. Él quiso que yo fuese la semilla de una revolución que crece, que resiste, que permanece. Pero mi nombre no significa nada sin mi pueblo, porque mi pueblo es la revolución y la revolución, a mis ojos, es mi pueblo. Una está ligada al otro para dar amor, compasión, seguridad y paz porque, en este caso, la revolución no es sólo sangre y fuego, la revolución aquí es también la vida. ¡Papá, no dejaré de llamarte! No me cansaré de gritar ¡Liberad a mi padre! ¡Liberad a mi padre!².

--------------------

Se buscan observadores para el Sáhara

El 13 de mayo una delegación de activistas saharauis vuelve al Sáhara Occidental tras visitar los campamentos de Tinduf

Los saharuis buscan observadores internacionales para que "se respeten sus derechos fundamentales"

Los seis activistas encarcelados en octubre cumplen 40 días en huelga de hambre

El próximo 13 de mayo una delegación de activistas saharauis volverá al Sáhara Occidental tras visitar los campamentos de Tinduf. Buscan observadores civiles internacionales que sean testigos de su llegada al aeropuerto marroquí para evitar que pueda repetirse lo que pasó en octubre cuando siete activistas fueron detenidos en el aeropuerto de Casablanca, al regresar de los mismos campamentos, y posteriormente encarcelados. A finales de enero dejaron en libertad a la única mujer del grupo, Dakja Lashgar, por su delicado estado de salud pero todos, incluida ella, serán juzgados en un tribunal militar y están acusados de ³alta traición a la patria² lo que podría costarles una pena de muerte según Amnistía Internacional y Human Right Watch.

Desde que ³el grupo de los siete² entró en la cárcel de Salé, han realizado ese mismo viaje dos delegaciones más pero nadie ha sido detenido. Los saharauis están recurriendo a la vigilancia internacional. ³Es un hecho confirmado que cuanto más presencia y testimonio internacional hay, menos se atreven a detener y a torturar. Con los observadores habrá más posibilidades de que se respeten sus derechos fundamentales² asegura Abdeslam Omar, presidente de la Asociación de Familiares de Presos y Desaparecidos Saharauis (AFAPREDESA). ³Lo mismo ha ocurrido con Aminatou Haidar, han hecho de todo para intimidarla pero no han vuelto a detenerla ni torturarla como hicieron en años anteriores, eso es porque tiene el apoyo internacional².

Aunque no ha habido más detenidos, las organizaciones de saharauis y los observadores civiles internacionales sí han denunciado violencia contra los otros grupos de activistas procedentes de Tinduf. ³La policía empezó a arremeter contra los activistas y quienes les vitoreaban. Iban con cascos y porras. Cuando nos llamaron fuimos al hospital. Les habían pegado golpes y patadas² contaba Mª Ángels Moseguí a periodismohumano el mes pasado cuando fue testigo de la llegada de un grupo de activistas. En la segunda delegación, donde no hubo supervisión internacional, la Asociación Saharaui de Derechos Humanos (ASVDH) aseguró que los activistas fueron atacados, sin que les defendiera la policía que había frente a ellos, por un grupo de marroquíes que ³empezaron a insultarles, empujarles y a tirarles piedras. Pegaron a una de las mujeres en los muslos y la espalda, a uno de los chicos le golpearon el ojo izquierdo², aunque estos hechos han sido desmentidos por el Gobierno marroquí.

Mientras tanto, los seis activistas saharauis detenidos en la cárcel de Salé han cumplido más de seis meses y medio en prisión sin haber sido juzgados. El 18 de marzo cinco de ellos comenzaron una huelga de hambre (hace quince días se sumó el sexto). Exigen que llegue ese juicio o que los pongan en libertad pero Marruecos no mueve ficha y empiezan a sufrir las consecuencias de la protesta. ³Casi no se pueden mover de la cama, tienen problemas graves de salud. Y han bajado muchísimo de peso, una media de 15 kilos. También la presión arterial ha disminuido mucho. Estamos muy preocupados² reconoce Abdeslam Omar de AFAPREDESA. Solo toman agua y azúcar.

Aministía Internacional está realizando una campaña con la que han recogido 71.000 firmas de apoyo. Piden la liberación de los presos. ³Son presos de conciencia detenidos exclusivamente por ejercer su derecho a expresarse pacíficamente. Además, son civiles y no pueden ser jugados por un tribunal militar, nos oponemos totalmente a ello. Están recluidos por ejercer su derecho a la libertad de expresión y de asociación. Deberían retirarse todos los cargos contra ellos.² asegura Olatz Cacho de Aministía Internacional. La organización exige al Gobierno español que haga ³toda la presión posible sobre Marruecos² . Este miércoles hay convocada una manifestación en Madrid.

Human Rights Watch y el Centro Robert F. Kennedy para la Justicia y los Derechos Humanos (RFK Center) también confían en la presión internacional yhan pedido a la ONU que observe e informe sobre la situación de los derechos humanos en el Sahara Occidental y en los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf. ³El pueblo saharaui ha sufrido graves violaciones de sus derechos humanos individuales y colectivos; y Marruecos continúa sometiendo a los saharauis que defienden abiertamente la autodeterminación a varias formas de represión, que incluyen el encarcelamiento dictado en juicios injustos, palizas, restricciones del derecho a viajar y negación del derecho de asamblea pacífica, libertad de asociación y libertad de expresión².

Los presos han denunciado que entre los meses de octubre y febrero estuvieron recluidos en un módulo de aislamiento donde ³no podíamos ver ni el sol, rara vez recibíamos medicinas ni tratamiento alguno de salud. Se nos negó salir al aire libre, la comida, la comunicación y la correspondencia. Las visitas se limitaron a comunicaciones a través de un cristal, una vez a la semana y no más de una hora² denunciaron en una carta. Ahora están todos reagrupados en una misma celda, aunque su correspondencia con el exterior sigue confiscada por la administración de la cárcel y no pueden recibir visitas de organizaciones que se han interesado por su situación. ³Sus familias están muy preocupadas porque no hay casi información sobre ellos, están lejos y cuando van a visitarlos no muchas veces no dejan que los vean. Pero no solo a las familias, también le han denegado la entrada a una observadora civil española que ha ido hasta allí para conocer cómo están los presos y a organizaciones marroquíes como la Organización Marroquí de Derechos Humanos², denuncia AFRAPEDESA.

Uno de los presos es Ali Salem Tamek, vicepresidente del Colectivo Saharaui de Defensores de Derechos Humanos (CODESA). Tamek está en una ³situación muy delicada, sufre asma y su estado se complica día tras día. Las consecuencias van a ser irreversibles², ha sido hospitalizado. La semana pasada criticó en una carta² la política de silencio, de engaño y manipulación, manteniendo un bloqueo informativo (de Marruecos) ante los medios de comunicación internacionales para evitar que sea conocido esta flagrante violación de nuestros derechos².

Los seis presos no son los únicos que están en huelga de hambre, según la asociación saharaui, en total hay 33 presos que realizan la misma protesta. ³El objetivo de esta huelga es denunciar pública e internacionalmente la grave vulneración de los derechos humanos que se da en las cárceles marroquíes y exigir una serie de condiciones que están contempladas en las leyes marroquíes pero de las que ellos no disfrutan², los saharauis encarcelados reclaman ³el acercamiento de los presos a sus familias, la continuación de sus estudios dentro de la cárcel, atención sanitaria y denuncian la marginación a la que se ven sometidos al no poder contactar con organizaciones de derechos humanos internacionales².

Compartir esta noticia

Enlaces Relacionados

· Más Acerca de Derechos Humanos
· Noticias de prada


Noticia más leída sobre Derechos Humanos:
SITUACIÓN EN LAS UNIVERSIDADES

Votos del Artículo

Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

Opciones

"Login" | Entrar/Crear Cuenta | 0 Comentarios
Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.

No se permiten comentarios Anónimos, Regístrate por favor
No olvides que todo lo que sea de SaharaLibre.es puedes usarlo en tu web o blog.
Trabajamos por y para el Pueblo Saharaui - No somos nadie.
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported.
Esta licencia afecta a toda la web de Saharalibre.es a EXCEPCIÓN DE LAS NOTICIAS E IMÁGENES DEL SEMAFORO, cuyos derechos corresponden a las fuentes citadas en las mismas.