Bienvenido/a a SaharaLibre.es
Bienvenido/a a SaharaLibre.es

El Semáforo de la Historia

Agenda del Sahara

Octubre 2017
  1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
 
Hoy no hay eventos.

Sugerir un evento Sugerir un evento

Login

Nickname

Contraseña

Código de Seguridad: Código de Seguridad
Teclea Código de Seguridad

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

Enlázanos

SaharaLibre.es QR

Información: ÚNICA CÁRCEL DE CAMPAMENTOS DE REFUGIADOS ALBERGA 22 PRESOS COMUNES

Enviado el Sábado, 16 de mayo de 2009, a las 06:40:31
Tema: Campamentos de Refugiados - Enviado por numa
Campamentos de Refugiados

Por Javier García

 

Un total de 22 presos cumplen condena en la prisión de Dheidia, el único centro penitenciario de los Campamentos de Refugiados Saharauis de Tindouf (suroeste de Argelia), todos ellos por delitos comunes como narcotráfico, robo o violación, aunque ninguno por crímenes de sangre.

El informe del pasado mes de marzo de la delegación del Parlamento Europeo que visitó los campamentos afirmó que los eurodiputados habían constatado "opacidad del sistema judicial y carcelario de los campos de refugiados" y demandó medidas de transparencia en este sentido.

La Agencia EFE visitó hoy la prisión de Dheidia, situada a cerca de 6 kilómetros de Rabuni, la capital administrativa de los Campamentos, y pudo comprobar que los presos se encuentran en buenas condiciones y reciben una atención adecuada, considerando las carencias y la precaria situación en la que viven los refugiados.

Los reclusos se encuentran en celdas individuales, compartidas entre dos o entre varios, según la peligrosidad de cada interno y dependiendo de si su condena está relacionada con tráfico de drogas o con otro tipo de delitos.

 

Reciben tres comidas diarias, pueden salir cuando lo deseen al patio de la prisión y disponen de una pequeña biblioteca de consulta, así como de una sala para recibir las visitas de sus familiares.

 

Según explicó a EFE el Fiscal General de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Brahim Bachir, de lo que carece la prisión, por falta de medios, es de talleres de formación para que los reclusos puedan rehabilitarse aprendiendo un oficio.

 

Las autoridades saharauis han solicitado en este sentido la colaboración de las organizaciones humanitarias, aunque hasta el momento no han conseguido ayuda debido a las necesidades más urgentes en las que se centra la cooperación internacional, como la nutrición o la sanidad.

 

El fiscal saharaui explicó que cada miércoles se celebran juicios en los Campamentos de Refugiados y aseguró que los detenidos disponen de abogados defensores y de todas las garantías legales durante el proceso "en condiciones similares a las de un país europeo".

 

La mayoría de los reclusos de la prisión son originarios de los territorios del Sáhara Occidental bajo control marroquí, que llegan a los campamentos y se involucran en el tráfico de hachís, robos o violaciones, aunque afortunadamente no se han registrado hasta ahora delitos de sangre entre los cerca de 160.000 refugiados.

 

Todos ellos cumplen condenas que oscilan entre los dos y los cinco años de prisión, las más severas para los casos de violación.

 

Además de la cárcel para hombres, en Dheidia se encuentra también un centro de acogida para mujeres solteras embarazadas, que habitualmente sufren el rechazo de sus familias.

 

En ese lugar se les proporciona atención para el parto y la posibilidad de permanecer durante algunos meses allí junto a sus bebés hasta que se consigue que los familiares las visiten y vayan aceptando su situación.

 

Para los niños y los menores de edad implicados en delitos se ha creado en Rabuni el Centro de Menores "Bulahi Said", que intenta impartir talleres de rehabilitación y ocupacionales, así como tratamiento psicológico a los pequeños.

 

Según su director, Omar Hassena Ahreyem, un joven saharaui formado en Cuba como terapeuta de menores, el centro ha conseguido en los cuatro años que lleva funcionando "buenos resultados" en la reeducación de varios niños y adolescentes, que han aprendido un oficio para poder trabajar en los campamentos.

 

No son muchos, de todas formas, los menores que han pasado por el centro, un total de 46 en cuatro años, 28 enviados por el juez y otros 18 por familiares u organizaciones de ayuda.

 

Omar lamenta, sin embargo, la falta de personal especializado de que dispone ya que la mayoría de los refugiados saharauis con formación y experiencia acaban emigrando al extranjero.

 

"Yo prefiero quedarme aquí que irme a trabajar a Barcelona, donde viven mis padres y mis hermanos, me siento más útil en los campamentos, allí sería un trabajador más y aquí puedo ayudar a los jóvenes de mi país", afirma el terapeuta.

 

Como la gran mayoría de los jóvenes refugiados, cada vez más radicalizados, Omar piensa que la ONU y las negociaciones diplomáticas "han conseguido muy pocos avances" y que la vuelta a las armas es prácticamente la única solución que les queda para intentar regresar a su tierra en el Sáhara Occidental.

Fuente: ADN - actualidad / EFE, 14/5/2009

Compartir esta noticia

Votos del Artículo

Puntuación Promedio: 4.75
votos: 4


Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

Opciones

Tópicos Asociados

Campamentos de Refugiados
"Tópicos Asociados" | Entrar/Crear Cuenta | 0 Comentarios
Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.

No se permiten comentarios Anónimos, Regístrate por favor
No olvides que todo lo que sea de SaharaLibre.es puedes usarlo en tu web o blog.
Trabajamos por y para el Pueblo Saharaui - No somos nadie.
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported.
Esta licencia afecta a toda la web de Saharalibre.es a EXCEPCIÓN DE LAS NOTICIAS E IMÁGENES DEL SEMAFORO, cuyos derechos corresponden a las fuentes citadas en las mismas.