Bienvenido/a a SaharaLibre.es
Bienvenido/a a SaharaLibre.es

El Semáforo de la Historia

Agenda del Sahara

Octubre 2017
  1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
 
Hoy no hay eventos.

Sugerir un evento Sugerir un evento

Login

Nickname

Contraseña

Código de Seguridad: Código de Seguridad
Teclea Código de Seguridad

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

Enlázanos

SaharaLibre.es QR

Noticias: Ofensiva de Rabat contra el rechazo al plan de autonomía del Sahara

Enviado el Jueves, 19 de octubre de 2006, a las 16:26:34
Tema: Opinión - Enviado por webmaster2
OpiniónSi un improbable cambio de última hora no da la vuelta a la tortilla, Kofi Annan abandonará a finales de 2006 su puesto de secretario general de Naciones Unidas sin haber avanzado un ápice en el conflicto del Sahara Occidental. Su último informe, hecho público el pasado martes, insiste en dos soluciones: prolongar el tiempo de espera o que las partes -Frente Polisario y Marruecos- mantengan contactos directos.
El texto deja «absolutamente claro que el ejercicio de la autodeterminación es el único punto de acuerdo de las negociaciones». Y eso Rabat, potencia ocupante del territorio desde 1975, no lo acepta. El conflicto sigue por tanto en un callejón sin salida ante la imposibilidad de la ONU de imponer soluciones. Todo apunta a que el próximo 31 de octubre el mandato de la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sahara Occidental (Minurso) será renovado una vez más.
De forma paralela, el Rey de Marruecos ha desplegado a miembros de su Gobierno por todos los rincones del planeta en una nueva ofensiva para intentar hacer valer su postura. Las capitales de los países con asiento fijo en el Consejo de Seguridad de la ONU -China, Rusia, Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos- abren sus puertas estos días a las distintas delegaciones diplomáticas marroquíes encabezadas por primeros espadas ministeriales, que también han viajado a países que integran este órgano sin plaza permanente.
En busca de apoyos
El Reino alauí mueve ficha tras conocerse hace unos días el informe de la comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas que visitó en mayo el Sahara Occidental y Marruecos. Aunque en el texto las críticas se repartían a ambos bandos, en el entorno de Palacio el informe ha supuesto un mazazo para las tesis de Mohamed VI, que lleva meses preparando un plan de autonomía para el territorio ocupado desde 1975. Es precisamente ese proyecto, que mantiene en todo momento a la ex colonia bajo su soberanía, con el que Rabat intenta estos días ganarse el apoyo de los miembros del Consejo de Seguridad.
Mientras tanto, sobre el terreno siguen las tensiones. La Policía detuvo la semana pasada en El Aaiún, capital del Sahara, a El Uali Ahmidán, acusado según la Prensa marroquí de sabotear la cinta que transporta el fosfato, principal recurso natural de la ex colonia. Ahmidán fue condenado el año pasado a cuatro años de cárcel durante los juicios a los activistas detenidos durante la Intifada saharaui, aunque más tarde fue indultado por el Monarca marroquí.
Las autoridades de Rabat, por medio de la agencia oficial Map, informaron de un incidente en la cinta pero hablaron de ataque. Fuentes saharauis consultadas por ABC reconocieron que Ahmidán y otros proindependentistas podrían haber llevado a cabo la acción. En relación con estos hechos, la Asociación Sahara Marroquí (ASM), favorable a la presencia del Reino alauí en el territorio, informó ayer de la llegada a El Aaiún del hombre fuerte de Mohamed VI en el Gobierno, el ministro delegado del Interior, Fuad Ali Himma.
Annan advierte en su informe de la posibilidad de que el conflicto vuelva a las armas, algo a lo que se refieren a menudo los líderes del Polisario, sobre todo desde que, hace año y medio, aumentó la tensión en las ciudades saharauis ocupadas por Marruecos.
Precisamente esta semana Rabat ha anunciado el desmantelamiento, dos años después de su creación, de los Grupos Urbanos de Seguridad (GUS), conocidos entre la población por sus abusos y por encabezar la represión de los saharauis.
Tal como van las cosas, es una de esas frases que caerá en el desuso, pero se oía mucho cada vez que los terroristas perpetraban un asesinato. Después de cada masacre, entre la retahíla de protocolarias frases de condena de los políticos y el coro popular de improperios, se escuchaba eso tan español y tan antiguo de «no tienen perdón de Dios».
Y uno, que ha visto cosas horribles en los 30 años dedicados a deambular por el mundo como reportero, piensa que si Dios no les puede perdonar, por qué lo vamos a hacer nosotros. O quienes nos representan, porque ganaron unas elecciones.
En esto del terrorismo hay bastante lugar común y se recurre en exceso a la simplificación. Se dice, por ejemplo, que los gobiernos están «legitimados» para negociar. Se repite que la «paz» es el único objetivo y que lo prioritario es lograr que no haya un muerto más. Se da por supuesto que «algo» habrá que ceder y se envuelve todo en el celofán de lo ocurrido en otras latitudes, como el Ulster.
Hay un montón de gente que compra esa mercancía averiada, porque trae como lazo palabras como «diálogo», «concordia» o «convivencia», y da por bueno que no existe otro camino.
Discrepo. El simple hecho de negociar con los malvados, se haga en Colombia, Irlanda o Argentina, envilece a una sociedad libre y democrática. En la lucha contra los terroristas no hay sucedáneo para la victoria. No hay soluciones a medias, porque la mínima concesión equivale a nuestra derrota.
¿Imaginan a los supervivientes de los campos de concentración pactando con los nazis? Nadie con dos dedos de frente y una pizca de sentido común se atrevería a sugerir la posibilidad de componendas entre quienes sobrevivieron al Holocausto y los verdugos de Auschwitz, Dachau o Buchenwald.
Hace ocho meses fue detenido en España un argentino llamado Ricardo Taddei. El hombre, que tiene 63 años y llevaba dos décadas en Madrid ejerciendo de zapatero remendón, fue puesto a disposición de la Audiencia Nacional para proceder a su extradición a Buenos Aires, para ser juzgado y condenado por el secuestro y tortura de 161 personas entre 1976 y 1983.
Da igual que el presidente Menem dictara indultos y que el Congreso argentino aprobara leyes de «Punto Final». Los ciudadanos, los periodistas y los políticos españoles entienden, apoyan y aplauden que Taddei pague por sus pecados, aunque los cometiera cuando todavía no peinaba canas y llevaba veinte años reinsertado y comportándose con exquisita pulcritud.
Pues si fuéramos coherentes, daríamos por supuesto que tampoco aquí, para quienes mataron aquí y siguen aquí, hay perdón posible y que más allá de la conveniencia política está el derecho a la justicia.
El último informe advierte de la posibilidad de que el conflicto vuelva a las armas

fuente: ALFONSO ROJO. LUIS DE VEGA. CORRESPONSAL RABAT. ABC.ES

Compartir esta noticia

Enlaces Relacionados

· Más Acerca de Opinión
· Noticias de webmaster2


Noticia más leída sobre Opinión:
RASD-TV

Votos del Artículo

Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

Opciones

Tópicos Asociados

"Tópicos Asociados" | Entrar/Crear Cuenta | 0 Comentarios
Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.

No se permiten comentarios Anónimos, Regístrate por favor
No olvides que todo lo que sea de SaharaLibre.es puedes usarlo en tu web o blog.
Trabajamos por y para el Pueblo Saharaui - No somos nadie.
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported.
Esta licencia afecta a toda la web de Saharalibre.es a EXCEPCIÓN DE LAS NOTICIAS E IMÁGENES DEL SEMAFORO, cuyos derechos corresponden a las fuentes citadas en las mismas.