Bienvenido/a a SaharaLibre.es
Bienvenido/a a SaharaLibre.es

El Semáforo de la Historia

Agenda del Sahara

Octubre 2017
  1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
 
Hoy no hay eventos.

Sugerir un evento Sugerir un evento

Login

Nickname

Contraseña

Código de Seguridad: Código de Seguridad
Teclea Código de Seguridad

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

Enlázanos

SaharaLibre.es QR

GRAVíSIMOS RECORTES ALIMENTARIOS EN LOS CAMPAMENTOS

Contribución de arena el Lunes, 16 de octubre de 2006, a las 23:14:02


Tema: Campamentos de Refugiados - Enviado por arena
Campamentos de RefugiadosLa Media Luna Roja Saharaui denuncia “presiones políticas para hacer pasar hambre a los refugiados y que acepten las tesis marroquíes”

ONGs con presencia en la zona advirtieron de que las muertes por falta de alimentos, especialmente entre los ancianos más débiles y recién nacidos, podrían empezar a producirse en sólo unas semanas.El presidente de la institución humanitaria, Buhebeini Yahya, anuncia que la anemia afecta al 66% de las mujeres entre 15 y 45 años y al 68% de los niños y la malnutrición al 35% de éstos y es crónica en el 7,8% de los más pequeños y hace responsable a la ONU

Califica de vital el suministro de gas para 30.000 familias y el reparto de ropa entre los 35.000 alumnos de las escuelas de Tinduf financiados por el Gobierno canario     

Santa Cruz de Tenerife.- “Este mes sólo hemos podido hacer la mitad de la distribución habitual de alimentos”, explicó en Tinduf el presidente de la Media Luna Roja Saharaui, Buhebeini Yahya. “Ahora, todas las plataformas de contenedores están vacías. No hay ni un saco de harina. Por eso la Media Luna Roja Saharaui vuelve a hacer un llamamiento para llamar la atención de la comunidad internacional sobre esta catástrofe. El stock de seguridad de alimentos básicos está agotado. No hay ni un saco de harina en los almacenes de la Media Luna Roja”. Así resume la dramática situación que asola a los cerca de 200.000 refugiados saharauis de los campamentos de Tinduf, suroeste argelino. Es más, representantes de algunas ONGs españolas e internacionales con presencia en la zona advirtieron de que las muertes por falta de alimentos, especialmente entre los ancianos más débiles y recién nacidos, podrían empezar a producirse en sólo unas semanas.

Mientras Marruecos recibe en el ámbito diplomático un revés tras otro, los últimos tras el informe del Comité de Derechos Humanos y después de la conclusión de la Cuarta Comisión de Descolonización de Naciones Unidas que volvieron este mes a demandar el ejercicio del derecho de autodeterminación del pueblo saharaui, el régimen de Mohamed VI recurre a otra estrategia: presionar a sus aliados para recortar la ayuda alimentaria básica a los refugiados saharauis y rendirlos por hambre. 

Desde 2005 la ayuda internacional para la alimentación básica de los refugiados saharauis en Tinduf, mandato y responsabilidad mayoritaria de la Alta Comisaría de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y el Programa Mundia de Alimentos (PMA), agencias dependientes de Naciones Unidas, se ha reducido entre un 40 y un 50%. En consecuencia, a pesar de que se ha intentado dosificar los repartos de 2006, no queda apenas nada para acabar el año. Tal es la escasez que el stock de seguridad se ha consumido y, hasta principios de 2007, de no reaccionar urgentemente la comunidad internacional y los países donantes, sólo se espera ayuda del Gobierno argelino y de algunas asociaciones de solidaridad y ONGs, mayoritariamente españolas, y que serían insuficientes y tardarían en llegar. 

“Lo que tenemos es una pequeña cantidad de azúcar, 35 toneladas, cuando para una sola distribución necesitamos 158, unas 49 toneladas de aceite cuando sólo para este mes necesitaríamos otras 158 toneladas,  208 toneladas de lentejas y para una sola distribución serían necesarias 316. En general, carecemos de todos estos productos básicos para terminar el mes de octubre”, explica Yahya al Servicio de Comunicación Saharaui en Canarias (SCSC) ante unos almacenes de alimentos vacíos. “Por eso, advertimos nuevamente de que se trata de una emergencia de primera categoría. Del resto de productos, hemos recibido arroz y pasta del Gobierno italiano y una ayuda del Gobierno sueco de conservas de atún. Es lo único que tenemos en cantidad suficiente para los tres meses restantes del año. Es una situación muy preocupante para nosotros”.

¿A qué se debe el recorte?

“La responsabilidad es de los organismos internacionales y, en gran parte, de la agencias de Naciones Unidas que tienen el mandato de asistir y atender a los refugiados, que son la ACNUR y el PMA. Estas agencias no cumplieron sus compromisos durante el último año y por eso hemos llegado a esta situación. Saben hace tiempo que el stock de seguridad se agotaba este mes. Me extraña esta situación. Puede que las Naciones Unidas en general tengan problemas de recursos pero no creo que sea imposible hacer un llamamiento o un comunicado, llamar la atención de la comunidad internacional. La ayuda no es como la lluvia que si esperamos cae. Hay que llamar la atención de los países donantes, organizaciones humanitarias, sociedad civil y ONGs a fin de solicitar ayuda para estos refugiados. Por eso me extraña muchísimo este silencio de las agencias de Naciones Unidas. ACNUR y PMA son además miembros de un comité de coordinación ubicado en Argel en el que participa la Media Luna Roja Saharaui, la Agencia Española de Cooperación, la agencia europea ECCHO, UNICEF y Ministerio de Asuntos Exteriores argelino y la Media Luna Roja argelina. Cada mes se tiene que organizar una reunión para elaborar un estudio y un análisis sobre la licuación. Por lo tanto ya sabe todo el mundo que esto es una catástrofe. Ya dijimos hace tres meses en una reunión de este comité que las agencias de Naciones Unidas tienen el mandato de hacer un llamamiento internacional y todo el mundo estaba de acuerdo. Insistimos en una segunda reunión y en una tercera. Su respuesta fue que les faltan recursos. Lo que no entendemos es a qué esperan para sensibilizar a la comunidad internacional por medio de un comunicado y conseguir así donaciones. La excusa de la falta de recursos y el silencio no es posible, no puede ser. Todo esto da la razón a las autoridades saharauis cuando califican esta situación de postura política. Se trata de presiones políticas para hacer pasar hambre a estos refugiados y que cambien sus opiniones políticas y acepten apoyar las tesis marroquíes”.

¿Qué países están detrás?

“Seguramente los aliados de Marruecos. Nadie puede tener interés en hacer pasar hambre a los refugiados saharauis si no es Marruecos o sus aliados”

¿La situación ya está teniendo repercusiones en la salud de los refugiados?

“Claro que sí y los datos no son nuestros. ACNUR, el Programa Mundial de Alimentos y UNICEF convocaron entre marzo y abril de 2005 a un instituto internacional especializado en nutrición para hacer un análisis en ese sentido a la población de los campamentos de refugiados saharauis. El informe derivado de este estudio fue presentado en julio de 2005. Los indicadores generales del trabajo, que fue estrictamente independiente y científico, indican que el 66% de las mujeres entre 15 y 45 años tienen anemia. El 68% de los niños menores de 6 años también. El 35% de los niños padece malnutrición. En el caso del 7,8 % de los niños menores de 5 años esta malnutrición se considera severa y crónica. Estos son los resultados. Por eso insisto y afirmo que las agencias de Naciones Unidas, y en particular ACNUR y PMA, conocen la situación perfectamente. Tienen oficinas en los campamentos y acceso permanente y diario a los refugiados. Conocen perfectamente la situación y no pueden alegar falta de información en este tema”.

¿Desde cuando se viene produciendo el recorte?

“El recorte se produce desde el año pasado, 2005. Después hemos hecho dos llamamientos en febrero, el 4 el primero, para llamar la atención de la comunidad internacional. Todo su contenido se confirmó todavía más con las graves inundaciones que asolaron los campamentos ese mismo mes. Alertamos de la falta de jaimas, (tiendas), de medicamentos, de alimentos básicos…Todo el mundo estaba 5 días después preocupado por la falta de productos básicos. 12.000 familias estaban sin techo. Fue una emergencia sobre otra emergencia. Nuestro caso no es como el del tsunami. Son países con sus propios recursos. Su recuperación es cuestión de días o meses, de tiempo. Pero aquí llevamos inmersos en una emergencia desde hace 30 años. No tiene interés mediático como otras. La prioridad de los grandes donantes son otras regiones con más interés de los medios de comunicación. Lo que atrae la atención son los actos terroristas y los conflictos armados pero una situación como esta no. Estamos lejos y la presencia de medios no existe o es puntual. En otras zonas se transmite la información inmediatamente a todo el mundo”.

¿El Gobierno español tampoco ha reaccionado a los llamamientos?

“Todavía no, pero con nosotros hay una delegación de la Agencia Española de Cooperación que está al tanto de todos los detalles y tengo confianza de que harán algo aunque no tenemos nada confirmado”.

Así las cosas, cada vez es más importante la ayuda aportada por los ciudadanos de las diferentes Comunidades Autónomas españolas, ¿no?
“Claro que sí. Es vital en todos los aspectos. En el aspecto moral porque supone un mensaje para los refugiados de que no están totalmente abandonados y dejados a su suerte. No son gobiernos ni autoridades pero son los ciudadanos los que comparten estas dificultades con ellos y eso es muy importante”.

El Gobierno canario financia casi la totalidad del suministro de gas para los refugiados, ¿qué supone esta ayuda?

“Algo importantísimo. Es una ayuda especial porque la ayuda canaria llega a todas y cada una de las familias refugiadas a través del proyecto de distribución de gas butano. El butano es muy importante porque la ACNUR sólo da 3 bombonas por familia al año y la necesidad mínima es de 18. Este apoyo es de gran importancia. Posiblemente, la ayuda no es tan visible como lo puede ser la construcción de una escuela para 1.000 alumnos, pero llega a más de 30.000 familias refugiadas y por eso es vital. Otra ayuda importante de Canarias, entre otras, es el reparto de ropa una vez al año entre los alumnos de las escuelas de los campamentos, ya que beneficia directamente a unos 35.000 alumnos”. (SCSCanarias)
 
-------------------------------------------------------------
POEMARIO POR UN SAHARA LIBRE
http://poemariosahara.blogspot.com

Compartir esta noticia

Votos del Artículo

Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

Opciones

"Login" | Entrar/Crear Cuenta | 0 Comentarios
Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.

No se permiten comentarios Anónimos, Regístrate por favor
No olvides que todo lo que sea de SaharaLibre.es puedes usarlo en tu web o blog.
Trabajamos por y para el Pueblo Saharaui - No somos nadie.
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported.
Esta licencia afecta a toda la web de Saharalibre.es a EXCEPCIÓN DE LAS NOTICIAS E IMÁGENES DEL SEMAFORO, cuyos derechos corresponden a las fuentes citadas en las mismas.