Bienvenido/a a SaharaLibre.es
Bienvenido/a a SaharaLibre.es

El Semáforo de la Historia

Agenda del Sahara

Diciembre 2017
  1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
Hoy no hay eventos.

Sugerir un evento Sugerir un evento

Login

Nickname

Contraseña

Código de Seguridad: Código de Seguridad
Teclea Código de Seguridad

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

Enlázanos

SaharaLibre.es QR

Noticias: Intervención íntegra del F.POLISARIO en la ONU

Enviado el Miércoles, 11 de octubre de 2006, a las 03:08:54
Tema: ONU - Enviado por webmaster2
ONUEl Polisario afirma en la ONU, que el pueblo saharaui es "el único depositario" de la soberanía sobre el Sahara Occidental

New York (Naciones Unidas), 07/10/2006 (SPS) El representante del Frente Polisario ante de la ONU, Bujari Ahmed, ha afirmado en la cuarta Comisión (encargada de las cuestiones políticas especiales y de la descolonización) que el pueblo saharaui es "el único depositario" de la soberanía sobre el Sahara Occidental y advierte que Marruecos "juega con el fuego".
En ese sentido, el representante del Frente Polisario ante de la ONU, ha rechazado de forma "categórica" e "inapelable", la autonomia que Rabat desea sustituir al Plan Baker, estimando que es "al pueblo saharaui y solamente a él tiene el derecho legitimo, reconocido por las cartas de la ONU y de la Unión Africana" de decidir sobre la cuestión de la soberanía, "a través de la celebración de un referendum de autodeterminación justo y libre, organizado y supervisado por las Naciones Unidas".


A continuación el texto íntegro de esa intervención, copia de la cual ha llegado a SPS:
INTERVENCION DEL F. POLISARIO ANTE LA IV COMISION DE LA ONU

4-5 de Octubre 2006

Señor Presidente, honorables Miembros de la Comisión,

Quisiera antes que nada agradecerles, en nombre del Frente Polisario, la oportunidad de estar hoy ante esta importante Comisión encargada de la descolonización.

Señor Presidente,

La continua ocupación colonial del Sahara occidental por Marruecos constituye un desafío a los principios de la Carta de la ONU y a la autoridad y credibilidad de esta Organización.

En abril de este año, el Secretario general de la ONU presentó un informe al Consejo contenido en el documento S/2006/249 sobre la situación relativa a la descolonización del Sahara occidental. En dicho informe, recuerda al Consejo que ningún país del mundo ha reconocido a Marruecos su pretensión de soberanía sobre nuestro país Al mismo tiempo, el Secretario general considera que la
ONU, no puede endosar ningún Plan de paz para el Sahara occidental que excluya- como lo desea Marruecos-el derecho a la libre determinación del pueblo Saharaui. En dicho informe, el Secretario general deja también constancia de su profunda preocupación ante el deterioro de la situación de los derechos humanos en el Sahara occidental


Quisiera abordar en primer lugar esta última cuestión.


En mi intervención figuran en anexo pruebas gráficas de la barbarie y del grado de crueldad en que ha degenerado la represión marroquí contra la población civil Saharaui. Decenas de saharauis, hombres y mujeres, han sido encarcelados y torturados mediante técnicas medievales, incluido el rociar de gasolina al preso y prenderle fuego, como lo prueba el caso del joven Salek Saidi, que figura en la segunda pagina del anexo. Cometer tales crímenes es indigno de un Estado miembro de la ONU que es a su vez miembro del Consejo de Derechos Humanos.

Como resultado de la represión, han muerto desde mayo 2005 tres ciudadanos saharauis. Tumbas secretas de 50 saharauis que habían desparecido tras su secuestro por las fuerzas de ocupación marroquíes tras su invasión a nuestro país, fueron halladas el año pasado en el sur de Marruecos por una instancia oficial marroquí Esta pudo haber sido también la trágica suerte corrida por el
resto de los desparecidos, entre ellos 526 civiles y 151 militares. La tristemente celebre Cárcel Negra de el Aaiun sigue llena de presos saharuis, al tiempo que 29 presos políticos sentenciados recientemente a duras penas por tribunales políticos marroquíes continúan su huelga de hambre. El pasado 23 de septiembre tuvieron lugar nuevas manifestaciones pacificas a favor de la independencia en la ciudad de Aaiun, que fueron reprimidas con manifiesta brutalidad, resultando varias personas heridas y 40 detenidas.

La Alta Comisaria de la ONU encargada de los Derechos Humanos, tras varios intentos que fueron frustrados por la obstrucción del Gobierno marroquí, pudo finalmente enviar en mayo pasado una delegación al territorio Saharaui. Su informe, que realza la importancia del respeto del derecho del pueblo Saharaui a la libre determinación, confirma la gravedad de la situación relativa a los derechos humanos en las zonas ocupadas de nuestro país.

Marruecos intenta cubrir estos crímenes derivados de su ocupación ilegal mediante el cierre del territorio a los observadores independientes, al tiempo que recurre a la política de descalificación del adversario como hiciera el Apartheid con la ANC y la Swapo, a la búsqueda de chivos expiatorios en terceros países como hicieron todos los colonialismos, y a la técnica del ladrón que grita …al ladrón! de la que oiremos mucho aquí


Señor Presidente,


Marruecos ha complicado gravemente el proceso de paz y ha colocado a la ONU en una situación extremadamente delicada de la que debe saber salir si quiere conservar su credibilidad. Tras haber saboteado el proceso refrendario que la ONU había puesto en marcha en 1991, Marruecos intenta hoy vender la idea de la posibilidad de una pseudo-solución a la descolonización del Sahara occidental contraria al derecho a la libre determinación del pueblo Saharaui. Para este propósito, ha lanzado una ruidosa campaña en dirección de ciertas capitales de países miembros del Consejo de seguridad y otros, a quienes la potencia ocupante desea implicar en la operación.


Marruecos especifica que dicha solución es una llamada “autonomía” al Sahara occidental partiendo de la ilusión de considerar de antemano a nuestro país como parte integrante de su territorio. Como dijo el Secretario general en su informe de abril pasado nadie le reconoce a Marruecos esta soberanía

La idea nace muerta y nuestro rechazo a ella es categórico e inapelable. Y ello por las razones objetivas siguientes. El pueblo Saharaui es el único depositario de esta soberanía y sólo él está legitimado por la Cartas de la ONU y de la Unión Africana a decidir sobre esta cuestión esencial a través de un referéndum de autodeterminación justo y libre, organizado y supervisado por las Naciones Unidas. Si este pueblo decide querer ser parte de Marruecos, es su derecho y debe ser respetado. En este supuesto, que Marruecos otorgue o no un status administrativo autonómico se convertiría en un asunto interno marroquí Pero si el pueblo Saharaui elige ser una nación independiente, su decisión debe ser igualmente respetada y a partir de ahí, la forma con quiera organizar administrativamente su Estado se convierte en un asunto de su exclusiva competencia. Esta es la esencia de la sabiduría del mensaje de los autores de la resolución 1514(XV) llamada Carta Magna de la Descolonización.

De otro lado, la pseudo-solución conlleva en las circunstancias actuales serias consecuencias cuya responsabilidad debe ser asumida por Marruecos. El Gobierno marroquí debe no perder de vista que poner fin al Plan de arreglo y al Plan Baker implica necesariamente poner fin al alto el fuego que las dos partes habíamos acordado como elemento inseparable del proceso referendario que había justificado el envío al Territorio de la MINURSO.


Marruecos esta jugando nuevamente con fuego, abusando de sus relaciones bilaterales con ciertas capitales y podría terminar empujando al pueblo Saharaui y a la región a una situación de extrema tensión y riesgos que se han querido evitar hasta ahora.


Llegados a este punto, la posición del F. Polisario, Señor Presidente, respecto a la solución del conflicto es clara y conocida. Estamos ante un problema de descolonización inscrito en las agendas de esta Camisón y del Comité Especial de los 24 desde la década de los sesenta. Como tal, la ONU asume una responsabilidad particular a la que no puede renunciar ni abandonar a los cantos de sirena de la llamada “real politik” insuflada recientemente por el gobierno marroquí en ciertos oídos


El referéndum de autodeterminación que estipulan los Planes de paz aprobados por el Consejo de seguridad y aceptados por las dos partes fueron y sigue siendo la única solución política mutuamente aceptable y la única endosada por las Naciones Unidas. Marruecos aceptó de forma solemne y voluntaria esta solución democrática y puso como testigo al Consejo de seguridad y a toda la Comunidad internacional. Nadie le obligó y nadie le indujo a error. Un Estado que se respete a si mismo debe respetar sus propios compromisos. Para el Frente Polisario, la vía del referéndum de autodeterminación es, en todo caso, algo esencial, irrenunciable, no negociable.

La lógica política, el interés de ONU en proteger su credibilidad y una visión minimamente decente del futuro de los pueblos de esta región, recomiendan la aplicación de este principio, ya que nadie, incluida la potencia ocupante, debe cometer el error de intentar determinar unilateralmente el futuro de un pueblo objeto de una ocupación colonial sin consultar de forma valida a dicho pueblo.

Este error se cometió en 1975 cuando Marruecos decidió ocupar militarmente el Sahara occidental. Sus trágicas consecuencias son todavía tangibles para los pueblos Saharaui y marroquí y para toda la región.

En el pasado se imputaron a la guerra fría gran parte de los errores cometidos tanto en el Sahara occidental como en otras partes del planeta. Hoy seria injustificable. La solución justa y duradera del conflicto del Sahara occidental es fundamental para la seguridad y la estabilidad de esta región del norte de África, próxima a Europa, abierta a la globalización, que quiere progresar en paz y en libertad. Esa solución pasa por un referéndum de autodeterminación.


La ONU no debe temer a su Carta y Marruecos, si es honesto con sus proclamas públicas, debe cooperar, poner fin a la ocupación ilegal de nuestro país, a las violaciones de los derechos humanos, a la política de la doble moral, del doble estándar, y no temer a las soluciones democráticas preconizadas por la Comunidad internacional.


Muchas gracias.

Compartir esta noticia

Enlaces Relacionados

Votos del Artículo

Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

Opciones

Tópicos Asociados

"Tópicos Asociados" | Entrar/Crear Cuenta | 0 Comentarios
Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.

No se permiten comentarios Anónimos, Regístrate por favor
No olvides que todo lo que sea de SaharaLibre.es puedes usarlo en tu web o blog.
Trabajamos por y para el Pueblo Saharaui - No somos nadie.
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported.
Esta licencia afecta a toda la web de Saharalibre.es a EXCEPCIÓN DE LAS NOTICIAS E IMÁGENES DEL SEMAFORO, cuyos derechos corresponden a las fuentes citadas en las mismas.