Bienvenido/a a SaharaLibre.es
Bienvenido/a a SaharaLibre.es

El Semáforo de la Historia

Agenda del Sahara

Octubre 2017
  1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
 
Hoy no hay eventos.

Sugerir un evento Sugerir un evento

Login

Nickname

Contraseña

Código de Seguridad: Código de Seguridad
Teclea Código de Seguridad

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

Enlázanos

SaharaLibre.es QR

Traducción del original, en árabe, del articulo aparecido en el diario marroqui "Al-Masae", en su edición del 5 Septiem

Enviado el Miércoles, 15 de octubre de 2008, a las 19:09:41
Tema: Marruecos - Enviado por webmaster10
Marruecos

Consejos y recomendaciones

por Rachid Nini

Nota: Por la importancia del artículo, hemos decidido traducirlo al español para alcanzar un mayor número de lectores y dar a conocer parte de la realidad que se vive en Marruecos.
Traducción del original por Lih y Jatri Beiruk]

Como es conocido, en Marruecos todo el que denuncie la corrupción en la institución en la que trabaja esta destinado a ser expulsado o metido en la cárcel. La idea de crear una "Asociación de víctimas de los que denuncian la corrupción", se ha hecho necesaria hoy más que nunca. Una de las tareas importantes que recaerán sobre esta asociación sería la de elaborar un catálogo que contenga consejos prácticos para todo funcionario que piense denunciar la corrupción en la institución en la que trabaja.

El prisionero político Jamal Azzaim, quien fue arrojado en la cárcel por haber denunciado la corrupción de algunos oficiales del ejercito, fue condenado a 8 años de reclusión que sigue aún hoy cumpliendo. Para él las cosas quedaron claras. Escribir desde su celda tres paginas a mano y que tituló : "Consejos prácticos para todo militar que piense denunciar la corrupción de sus oficiales". Son consejos inspirados de su propia experiencia vivida en carne propia cuando éste, junto con el cabo Brahim Jaalti, decidieron denunciar la corrupción administrativa de algunos oficiales de los cuarteles militares, y las consecuencias de esta "afortunada iniciativa" durante sus tribulaciones en la cárcel y la total indiferencia de la élite marroquí, de los medios de prensa y de las Asociaciones de los derechos humanos.

Por ello Jamal Ezzaim editó este catálogo con el propósito de que lo lean los militares que puedan pensar en repetir su experiencia y denunciar la corrupción y los corruptos dentro del ejército. A continuación un resumen de dicho catálogo:

Todo militar que decida coger una hoja y un bolígrafo para anotar las infracciones de su jefe en el cuartel debe saber que al mismo tiempo lo que está haciendo es registrar el acta de su futura denuncia. Por ello debe tener mucho cuidado para que las denuncias que vaya a hacer de su jefe corrupto se limiten a delitos venales, pues seran esos mismos delitos denunciados por los que serás juzgado y no el oficial denunciado por corrupción.

Lo primero que debes hacer si eres un millitar honesto, en el momento de tu detención por parte de la gendarmeria nacional, es no prestarte a engaño cuando en el interrogatorio te pidan declarar todas las irregularidades de las que has sido testigo. Con el pretexto de que con esas informaciones ellos iniciarán una honesta investigación. No debes caer en la ingenuidad de pensar que los hombres de la gendarmeria iniciarán una investigación al respecto. Lo que realmente quieren es que por la gravedad de las irregularidades denunciadas ellos determinarán la peligrosidad del denunciante (tú), y los años de cárcel que necesitarás para acabar con tu entusiasmo y deteminación.

ógicamente, antes de presentarte ante un tribunal militar, te designarán un abogado fracasado y maniobrero. Este hara lo posible para informarte de que pronto mejorarán para tí las cosas, y sin olvidar recomendarte insistentemente que evites exponer tus padecimientos en los medios de prensa, pues eso supondría para el abogado complicaciones para su estrategia de defensa.

Lo primero que debes hacer es no confiar en el personaje y rechazar todas las solicitudes de otros abogados que te propondrán. Incluso no hay ninguna necesidad de recurrir a ningún abogado desde el principio, pues tu juicio lo que necesita es justicia y no el ejercicio de abogacia que supondrá gastos adicionales para tu familia. Cuando estés ante el juez, que no se te ocurra presentar las denuncias. Es inútil. Tu condena está escrita ya de antemano. Estos juicios no son en realidad mas que farsas en las que el juez reparte los papeles en los que desempeñaras el papel de héroe y una vez dictada la condena te darás cuenta de que en realidad tú eres la victima.

El recuerdo de esta farsa lo pagarás entre las rejas de tu celda donde perderás los mejores años de tu vida.

Inmediatamente despues de tu condena seras arrojado en una celda donde se hacinan muchos delincuentes comunes. No temas cuando el más osado de estos se te acerca y se dirige a ti en el "argot carcelario" que lógicamente desconoces.Te preguntará por el motivo de tu condena, y te dirá, como le habia dicho a Jamal Azzaim, cuando éste puso el pie en la cárcel por primera vez, "¿Estas aquí por una Batana?". Recuerda que una Batana en la jerga carcelaria significa asesinato, un crimen de sangre. Previsiblemente estarás en la obligación de informar a estos delincuentes de las razones de tu condena. Tu acusación es desconocida por estos delincuentes la mayoria de los cuales estan ahí por haber cometido asesinatos, violaciones, robo u otros crimenes relacionados con la droga. Y como tú estas ahí entre ellos por "combatir la corrupción", lo que tienes que hacer es resumirlo en una sola palabra, que consiste en eliminar el verbo combatir de tu acusación, y diles unicamente que estas en la cárcel por corrupción. Ellos pensarán que habrás sido sorprendido en los brazos de una prostituta. Recuerda que debe avergonzarte semejante imputación. Los prisioneros comentan entre ellos sus propios crimenes con orgullo. Pues la naturaleza del delito es lo que determina en última instancia el lugar social que le corresponde al preso dentro de la comunidad de reclusos.

Cuando recibas las visitas de tus padres por primera vez, estos empezarán a llorar. No intentes disuadirlos, pues estos lloran no por lo que te ha pasado a tí sino por la situación de la justicia en el pais. No olvides, al final de la visita, acordar con ellos que la visita tendrá que ser mensual. Sobretodo evita las visitas semanales, pues los años en la cárcel son largos y las visitas supondrán enormes gastos para tu familia, ellos seran los únicos que te harán visita.

Es casi seguro que durante tu penible estancia en la cárcel, acaricies la idea de exponer tu problemática a la opinión pública nacional. Si esto es asi, tienes que tener la certeza de que la opinión pública como grupo de presión es inexistente en Marruecos. Si se te ocurre escribir a los medios de prensa tienes que excluír los órganos de prensa de los partidos. Estos últimos no publicarán ni una sola palabra de lo que les digas. Escribe a los periodicos independientes, y no te extrañe si publican tu caso el primer dia en las primeras páginas, y luego progresivamente seras relegado a las páginas internas del periódico. Despues de veinte dias estos periódicos renunciarán a seguir publicando tu caso por considerar que ya perdió actualidad.

Asi comprenderás que tu caso necesitara de veinte años de cárcel para que purgues tu pena, mientras que bastan veinte dias para que tu problemática pierda todo interés informativo.

Seguro que mientras vas contando tus dias en la cárcel recordarás que en Marruecos tenemos 30 partidos politicos que pueden apoyarte en tu difícil prueba. Por favor no des crédito a la ilusión, sino caerás en el error en el que incurrió Jamal Azzaim cuando solicitó a un dirigente de un partido de izquierdas; "Aatid", quien visitó la cárcel acompañado de una comisión de justica y legislación, a la cárcel central de Kenitra en 2004, para que le ayude a dar a conocer su caso. La única respuesta (reacción) que le dió fue que encendió su cigarrillo de tabaco rubio y exhaló una bocanada de humo en el rostro del soldado encarcelado, y seguidamente le dió con la espalda y se fue.

Por ello no debes en lo sucesivo pedir ayuda a los partidos politicos que ellos mismos , a su vez, le piden ayuda al gobierno.

Cuando ya estés decepcionado de los partidos politicos y de los medios de prensa nacionales, seguramente pensarás dirigirte a las organizaciones de los derechos humanos, cuyo numero sobrepasa la decena. Sin embargo, ten la seguridad de que existe una sola que estará dispuesta a asumir tu caso. Pero debes estar convencido y no ser egoista y pretendas pedir que esta organización lleve a cabo actividades sobre el terreno en favor de tu liberación. Todo lo que ésta podrá hacer por tí es recordarte una vez al año con motivo de la publicación de su informe anual en el que figurará tu nombre dentro de la lista de los prisioneros politicos.

No esperes que algún dia puedas beneficiarte de la aministia que se suele hacer con motivo de las fiestas nacionales o religiosas. Pues los beneficiados de estas amnistias son infractores de delitos contra personas como ellos. En tu caso, tú has incurrido en un delito contra el Majzen, ese mismo Majzen es el que otorga las aministias, cuando quisiste limpiar el ejército de los corruptos para que se erija como un ejército fuerte.

Debes estar siempre predispuesto psicológicamente a recibir tristes informaciones sobre tu propia familia para asi evitar cualquier shock como en su dia le ocurrió a Jamal Azzaim cuando le informaron de la muerte de su hermano menor, Feisal, que era uno de los estudiantes más inteligentes de su grupo y siempre le ilusionaba ser en el futuro un alto oficial del ejército. Despues de la detención de su hermano, Feisal fue victima de un trauma psicológico a raiz del cual tuvo que renunciar a los estudios y acabó hallado muerto, ahogado en la presa de "Al-Wahda", en Tawanat.

Si logras, tras cumplir tu pena, salir de la cárcel con tus capacidades fisicas y mentales íntegras, descubrirás que has abandonado una cárcel pequeña para meterte en otra grande. Te encontrarás con la dignidad perdida, aislado y acosado por los servicios, privado de ganarte tu sustento por parte de los servicios de seguridad secretos y públicos. Por ello no debes perder tiempo y busca la manera de abandonar el pais.

Tendrás que convertirte en exiliado politico en un pais occidental. Pero antes de abandonar el pais para refugiarte en paises de otros, tendrás que acercarte a la cueva más próxima y trates de gravar en sus rocas un resumen de tus vivencias y ten la certeza de que esas solidas rocas serán fieles a tu mensaje hasta que lleguen otros tiempos, tras cientos de años, en que los arqueólogos te harán justicia, te absolverá la historia a manos de estos arqueólogos tras haber fracasado la élite politica de tu pais en rendirte justicia.

Ahora que eres exiliado politico en un pais occidental, lograrás recobrar parte de tu dignidad perdida, pero en contrapartida descubrirás que has perdido tu pais.

En ese momento te harás una pregunta filosófica muy profunda para la cual no encontrarás una respuesta satisfactoria. La pregunta es ¿que es mejor, el pais de uno o su dignidad humana?

Compartir esta noticia

Enlaces Relacionados

Votos del Artículo

Puntuación Promedio: 5
votos: 1


Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

Opciones

Tópicos Asociados

Marruecos
"Tópicos Asociados" | Entrar/Crear Cuenta | 0 Comentarios
Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.

No se permiten comentarios Anónimos, Regístrate por favor
No olvides que todo lo que sea de SaharaLibre.es puedes usarlo en tu web o blog.
Trabajamos por y para el Pueblo Saharaui - No somos nadie.
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported.
Esta licencia afecta a toda la web de Saharalibre.es a EXCEPCIÓN DE LAS NOTICIAS E IMÁGENES DEL SEMAFORO, cuyos derechos corresponden a las fuentes citadas en las mismas.