Bienvenido/a a SaharaLibre.es
Bienvenido/a a SaharaLibre.es

El Semáforo de la Historia

Agenda del Sahara

Diciembre 2017
  1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
Hoy no hay eventos.

Sugerir un evento Sugerir un evento

Login

Nickname

Contraseña

Código de Seguridad: Código de Seguridad
Teclea Código de Seguridad

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

Enlázanos

SaharaLibre.es QR

A PRÓPOSITO DE EL PAÍS (SAHARA PONENT)

Enviado el Sábado, 09 de agosto de 2008, a las 00:00:24
Tema: Opinión - Enviado por prada
OpiniónAyer por la noche subía un post en el blog en catalán: Arribarem al mar (Llegaremos al mar). Quería ser una reflexión acerca de una conversación entre los amigos Pep y Fran, autores de sendos blogs de temática saharaui. Terminaba así:

No hay caminos, los hacemos caminando, ignoramos el futuro, tenemos que construirlo desde el presente, no sirve de nada especular con qué hubiera pasado si…, no se puede volver atrás. Sólo cabe seguir hacia delante con solidaridad, compromiso y con fe. Hay muchos caminos para llegar al mar. Cuando las fuerzas parecen abandonarme las encuentro, siempre, en la mirada de los niños, mis hijos.
Por caminos diferentes, tal vez, pero todos acabaremos llegando. Nos vemos en el Sahara libre.

No hi ha camins els fem tot caminant, no sabem res del futur, l’hem de construir des del present, no serveix de res especular sobre què hauria passat si...no podem tornar endarrera. Només podem tirar endavant amb solidaritat, amb compromís i amb fe.

Hi ha molts camins per arribar al mar. Quan les meves forces sembla que flaquegen les retrobo, sempre, en les mirades dels nens, dels meus fills.
Potser per camins diferents però tots acabarem arribant-hi. Ens veurem al Sàhara lliure.

 


Hoy leo en El País un extenso reportaje de Ignacio Cembrero en la sección internacional, a doble página, nada más abrir el periódico. Curiosa coincidencia.

El holandés Peter van Walsum se queja, está dolido por la recusación del POLISARIO. ¿Y qué esperaba, después de decantarse descaradamente a favor de la propuesta autonómica?

En la otra página se responsabiliza al movimiento solidario de dar falsa esperanzas al Frente POLISARIO y, otra vez, se ponen encima de la mesa los sufrimientos de los refugiados. Sin embargo pasan por alto las violaciones de los DDHH en el Sahara Ocupado y la lucha pacífica de los activistas.

¿Es un reportaje de nevera? ¿Es una casualidad?

Hemos visto numerosos artículos abogando por una visión “realista” del conflicto con Bernabé a la cabeza. Hemos visto una campaña despiadada en contra de las Vacaciones en Paz. Ayer mismo en una noticia leíamos que una asociación marroquí pretende ocupar el islote Perejil como un medio para reivindicar Ceuta y Melilla. Nadie quita la Razón a los saharauis pero se les invita a ser realistas. “Vale más pájaro en mano…”

Pero también hemos visto y leído que, en todas las recepciones a los niños saharauis, éstos no sólo han agradecido la solidaridad sino que han reivindicado su Tierra. Las manifestaciones se han multiplicado a lo largo y ancho de toda la geografía española. Garzón quiere procesar a los responsables de las torturas, desapariciones y violaciones de los DDHH en el Sahara Occidental ocupado por Marruecos gracias a una querella presentada por la Unión de Juristas.

En mayo, las Universidades públicas de Madrid suscribieron una Declaración sobre la situación en el Sahara Occidental.

Argumentan que “la libre determinación del pueblo saharaui es el marco legal irrenunciable para una salida justa y democrática en el ámbito de la legalidad internacional”. Se plantean unos objetivos concretos encaminados a toda una serie de actuaciones en las que tratan de implicar a todas las Universidades españolas ya que, el conjunto de la sociedad no puede permanecer ajeno a esa voluntad de “reparar dignamente y aunque sea aún de forma insuficiente y tardía, la inmensa deuda de reconocimiento, de afecto y de agradecimiento que España tiene contraída con el pueblo saharaui”.

 

Fernando Manero lo contaba en su blog. Ni uno solo de los comentarios le quitaba la razón, al contrario.

Y no nos olvidemos del compromiso de los artistas españoles involucrados con la Causa saharaui con la recogida de firmas encabezada por Javier Bardem. Y del compromiso de intelectuales que escriben y se manifiestan a favor de las legítimas reivindicaciones del Pueblo saharaui.

Tampoco vamos a descubrir América si hablamos de las afinidades políticas de un periódico que se autodenomina independiente y que hoy, precisamente, publica un extenso reportaje intentando crear un estado de opinión favorable a los intereses políticos del partido del Gobierno que los españoles, los que estamos con el Sahara, votamos.

Pep y Fran se preguntaban si lo que hacemos sirve para algo, si un blog puede cambiar el mundo, si un paquete de arroz, un juguete o un libro pueden conseguir que la situación cambie.

Tenemos la respuesta en El País. Hoy más que nunca: todos con el Sahara.

Llegaremos al mar. Nos vemos en el Sahara Libre.

Compartir esta noticia

Enlaces Relacionados

· Más Acerca de Opinión
· Noticias de prada


Noticia más leída sobre Opinión:
RASD-TV

Votos del Artículo

Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

Opciones

"Login" | Entrar/Crear Cuenta | 0 Comentarios
Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.

No se permiten comentarios Anónimos, Regístrate por favor
No olvides que todo lo que sea de SaharaLibre.es puedes usarlo en tu web o blog.
Trabajamos por y para el Pueblo Saharaui - No somos nadie.
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported.
Esta licencia afecta a toda la web de Saharalibre.es a EXCEPCIÓN DE LAS NOTICIAS E IMÁGENES DEL SEMAFORO, cuyos derechos corresponden a las fuentes citadas en las mismas.