Bienvenido/a a SaharaLibre.es
Bienvenido/a a SaharaLibre.es

El Semáforo de la Historia

Agenda del Sahara

Octubre 2017
  1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
 
Hoy no hay eventos.

Sugerir un evento Sugerir un evento

Login

Nickname

Contraseña

Código de Seguridad: Código de Seguridad
Teclea Código de Seguridad

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

Enlázanos

SaharaLibre.es QR

HMAD HAMMAD

Enviado el Jueves, 15 de noviembre de 2007, a las 17:56:08
Tema: Opinión - Enviado por webmaster10
OpiniónEl pasado 10 de noviembre se celebró en Madrid, organizada por diferentes asociaciones de apoyo al pueblo saharaui, una manifestación contra la tortura y la violación de los Derechos Humanos en el Sahara, en el aniversario de la marcha verde.
  Entre los participantes estaba Hmad Hammad. Luchador por la libertad de su pueblo en los territorios ocupados, algo más viejo que cuando le conocí pero igual de directo y erguido que entonces.
Corría el año noventa cuando tres jóvenes saharauis decidieron buscar protección en la embajada de España en Marruecos, para huir de la violación a los Derechos Humanos que estaban sufriendo en el Sahara por las fuerzas de ocupación marroquíes. Fue entonces cuando hablé con él en Rabat. Sus argumentos para pedir asilo eran difícilmente cuestionables. Huían de la represión política y solicitaban protección al país que un día fue su país y que tenía responsabilidad como antigua metrópoli de los desmanes que se estaban produciendo. Respecto a lo primero, sabíamos que era cierto: desapariciones, torturas y coacciones estaban a la orden del día, aunque nuestro embajador hiciera oídos sordos y negara la evidencia. Con arreglo a lo segundo, la simpleza del argumento era la que le proporcionaba toda su fuerza.
La situación creada devino surrealista, de un lado los miembros del servicio secreto defendiendo la concesión de asilo y dando prioridad a la integridad de los tres jóvenes por delante de cualquier otra consideración, para así de paso hacer honor al tratado de Ginebra sobre Derechos Humanos ratificado por España, y por el otro lado el resto de la misión diplomática preocupada exclusivamente por la irritación que podía experimentar el sultán, si los saharauis no eran entregados de  inmediato.
 
La historia acabó mal, el gobierno prefirió el sosiego de Hassan II a cumplir su compromiso internacional. Es una de esas ocasiones en las que uno desearía no estar allí y no ser testigo de una acción, que además de poner en riesgo la vida de muchas personas deja el prestigio de tu país por los suelos. El embajador en persona fue a buscar en su coche oficial a los policías marroquíes, que una vez llegados a la representación diplomática no tardaron ni quince minutos en “convencer” a los tres en salir “voluntariamente” de nuestra embajada.
 
España desde su abandono del Sahara no ha querido asumir su responsabilidad como antigua metrópoli y ha preferido seguir las pautas estratégicas de EEUU y Francia, cuya prioridad es defender la estabilidad de la monarquía alauí por delante de las numerosas resoluciones de la ONU que reconocen el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui. Mientras nuestro gobierno está muy sensibilizado por la persecución de monjes budistas en Birmania y de palestinos en Cisjordania y Gaza, parece más bien indiferente hacia la violación de los derechos humanos que esta produciéndose, desde hace más de treinta años, a 100 km de nuestras costas. Será que en cuestión de violación de Derechos Humanos, cuanto más lejos se producen mayor impresión  causan en algunos políticos.
El problema que tiene Marruecos respecto al Sahara es el ambicionar el territorio y despreciar a su población lo que unido a la falta de libertad existente en el país vecino explica el fracaso de las políticas de integración y de colonización que Rabat puso en marcha desde hace casi veinte años y que una minoría nómada no haya querido saber nada de un país con el que tiene tantas afinidades culturales. Libertad y dignidad no son fáciles de alcanzar cuando deben lograrse en el seno de un régimen feudal.
 
Argelia, ha facilitado la larga marcha de este pueblo hacia la libertad. La legalidad internacional continúa siendo violada por una política de fuerza que no ha proporcionado estabilidad a la región y que de manera sistemática ha desoído las resoluciones de la ONU, a veces, incluso, con la complicidad de la MINURSO. Hmad Hammad no es el único, por eso un día el Sahara será libre.
 
Diego Camacho López - Escobar                

Compartir esta noticia

Enlaces Relacionados

· Más Acerca de Opinión
· Noticias de webmaster10


Noticia más leída sobre Opinión:
RASD-TV

Votos del Artículo

Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

Opciones

Tópicos Asociados

"Tópicos Asociados" | Entrar/Crear Cuenta | 0 Comentarios
Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.

No se permiten comentarios Anónimos, Regístrate por favor
No olvides que todo lo que sea de SaharaLibre.es puedes usarlo en tu web o blog.
Trabajamos por y para el Pueblo Saharaui - No somos nadie.
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported.
Esta licencia afecta a toda la web de Saharalibre.es a EXCEPCIÓN DE LAS NOTICIAS E IMÁGENES DEL SEMAFORO, cuyos derechos corresponden a las fuentes citadas en las mismas.