Bienvenido/a a SaharaLibre.es
Bienvenido/a a SaharaLibre.es

El Semáforo de la Historia

Agenda del Sahara

Diciembre 2017
  1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
Hoy no hay eventos.

Sugerir un evento Sugerir un evento

Login

Nickname

Contraseña

Código de Seguridad: Código de Seguridad
Teclea Código de Seguridad

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

Enlázanos

SaharaLibre.es QR

Naziha

Enviado el Lunes, 25 de junio de 2007, a las 10:38:01
Tema: ***** Lecturas recomendadas - Enviado por webmaster10
***** Lecturas recomendadasNaziha, era una niña de cuatro o cinco años, que en medio de una tormenta vio un globo verde. ¡Un globo verde, qué maravilla!, dijo ella, y salió corriendo trás él. Naziha corrió y corrió, sin poder alcanzarlo. Cuando se dio cuenta estaba ya lejos de su jaima. Ella no sabía dónde vivía, ni dónde estaba. Una mujer la recogió, y la llevó a su jaima. La niña tenía mucha sed, y la mujer le dio agua, agua en un cuenco de metal. En el fondo del cuenco había tierra y hormigas muertas, dormidas o desmalladas, a la niña le dio asco, pero tenía tanta sed que bebió el agua con placer, y bebió las hormigas.
La abuela de Naziha se enteró de su paradero y fue a recogerla, después de llevar horas buscándola por todas partes. Cuando fueron a la jaima de la mujer sólo habían hormigas, muchas hormigas, que rodeaban a una más grande que las demás, su color era verde brillante como una esmeralda.

La abuela y la mujer miraron y revisaron todos los rincones, la cocina y el baño, salieron fuera para ver las huellas de Naziha, por si volvió a salir cuando la mujer la dejó sola para que avisaran a su familia, pero el viento seguía soplando y todo lo que las personas escribían con la caligrafía de sus pies se borraba.

La abuela se sentó al lado de las hormigas y con voz dulce les susuró: "Hormigas, yo no les voy echar gasolina, ni dejaré que las gallinas les picoteen, ni derrumbaré vuestro hogar. Yo les daré azúcar, migas de pan y cus-cus, si me dicen dónde está mi niña".

La tormenta se intensificó, y agitó duramente la jaima, las dos mujeres se agarraron al palo para sostenerlo y evitar que les aplastara. La arena se filtraba por todas partes y todo se oscureció. Algún bicho picó a la abuela, y la mujer buscó a ciegas la linterna que siempre guardaba al lado de donde apilaba las mantas, y fue hasta el baúl grande para sacar el viejo botiquín, cuando levantó la tapa del baúl, allí estaba Naziha acurrucada, medio dormida y abrazada a un globo verde.

Limam Boisha

Compartir esta noticia

Votos del Artículo

Puntuación Promedio: 4
votos: 1


Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

Opciones

Tópicos Asociados

***** Lecturas recomendadas
"Tópicos Asociados" | Entrar/Crear Cuenta | 0 Comentarios
Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.

No se permiten comentarios Anónimos, Regístrate por favor
No olvides que todo lo que sea de SaharaLibre.es puedes usarlo en tu web o blog.
Trabajamos por y para el Pueblo Saharaui - No somos nadie.
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported.
Esta licencia afecta a toda la web de Saharalibre.es a EXCEPCIÓN DE LAS NOTICIAS E IMÁGENES DEL SEMAFORO, cuyos derechos corresponden a las fuentes citadas en las mismas.