Bienvenido/a a SaharaLibre.es
Bienvenido/a a SaharaLibre.es

El Semáforo de la Historia

Agenda del Sahara

Octubre 2017
  1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
 
Hoy no hay eventos.

Sugerir un evento Sugerir un evento

Login

Nickname

Contraseña

Código de Seguridad: Código de Seguridad
Teclea Código de Seguridad

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

Enlázanos

SaharaLibre.es QR

La Intifada...saharaui

Enviado el Martes, 04 de julio de 2006, a las 21:23:35
Tema: Opinión - Enviado por prada
OpiniónHa pasado un año y la denominada intifada saharaui continua. El gran público a penas tiene acceso a la información que semejante acontecimiento debiera, y de hecho, genera. La brutal ocupación marroquí, las torturas en las cárceles; la represión sistemática de derechos fundamentales. En definitiva la violencia diaria de un régimen político corrupto hasta la médula, nacionalista sin escrúpulos y decidido a violar cualquier norma elemental de derecho internacional aplicable a ese territorio y sus gentes.
Los musulmanes del mundo, tan preocupados por Irak y Guantánamo, tampoco tienen tiempo, por lo visto, de dedicarle unos minutos a una cuestión que suele despacharse con dos suspiros. Es decir, como un asunto interno, desagradable e irrelevante. Una cosa sin embargo es cierta, los presos saharauis pagarían por estar en Guantánamo, en lugar de allí donde están, en cárceles marroquíes. Marruecos ha actuado históricamente en esa antigua colonia española asumiendo que la represión constante en un largo período de tiempo terminaría por reducir o eliminar cualquier género de oposición en el Sahara ocupado.

Sin embargo ni el aislamiento al que es sometida esa población, ni la incapacidad de la ONU para gestionar la crisis, ni el apoyo abierto de Francia y hoy del gobierno Zapatero a los intereses marroquíes han evitado una protesta general, pacífica y llamada a perdurar entre aquellos saharauis sometidos directamente al control de las fuerzas de ocupación marroquíes. Este levantamiento popular tiene en realidad una causa evidente: el callejón sin salida en el que ha entrado el plan para el Sahara de la ONU. Y amenaza más de lo que a priori pueda parecer la estabilidad de la monarquía marroquí, unida y hundida hasta la médula en el cenagal saharui sin capacidad para subvertir el orden jurídico internacional, o para convencer, sino callar, a la población local. Me dirán ustedes, estimados lectores, que todo eso ya lo sabemos.

Y tienen razón, pero no por saberlo, no por ser obvio, deja de ser interesante repetirlo. Habida cuenta de que lo obvio, cuando desaparece de nuestra conciencia, deja de ostentar esa naturaleza. Es evidente. Si. Pero busquen en la prensa e intenten con lo allí encontrado enterarse de lo que pasa en el Sahara. Menudeen entre los comentarios y opiniones que se vierten en los periódicos y encuentren algo que remotamente haga referencia, no ya critique, esa situación de injusticia flagrante. Lo cierto es que la situación del Sahara es muy similar a la de Kuwait en la primera guerra del Golfo. Un estado invadido ilegalmente y cuya liberación debiera ser objeto de atención prioritaria por el Consejo de Seguridad. La solución, la misma. Una amenaza, y, llegado el caso, una invasión.

En el mundo islámico, claro, el asunto no se ve así. Demasiado preocupados con los EEUU, en realidad a la mayoría la suerte de aquel país del Golfo entonces, como la del Sahara Occidental hoy, les trae sin cuidado. Un musulmán medio suele obviar la catadura moral y política del régimen de Sadam, como obvia la de un régimen como el de Mohamed VI; para un musulmán medio son los americanos los culpables de las muertes en Irak, y los occidentales los responsable de que el Sahara existe un sentimiento local producto de la horrenda colonización; para un musulmán medio, en definitiva, es más sencillo meter la cabeza bajo tierra en lugar de afrontar la desesperante realidad de los estados que comparten esa, por lo demás, respetable, religión: pobreza, corrupción, ausencia de libertad, manipulación mediática; desprecio por el individuo y opresión generalizada de derechos fundamentales.

El Sahara es víctima de ese desdén abismal con el que se despachan las cuestiones menores en ese mundo absolutamente enfermo. Si en Palestina no hubiera judíos, nadie en esa parte de la humanidad se preocuparía especialmente de la suerte de los palestinos; si en Irak no hubiera americanos y británicos, nadie se molestaría si quiera por las bombas que estallan casi en cualquier sitio. Y como en el Sahara solo hay marroquíes, a nadie le importa un bledo lo que allí está ocurriendo. Perdón, a nadie no. Solo a cuatro occidentales impertinentes, y para de contar. Muy bonito, muy edificante. Todo muy real.

Compartir esta noticia

Enlaces Relacionados

· Más Acerca de Opinión
· Noticias de prada


Noticia más leída sobre Opinión:
RASD-TV

Votos del Artículo

Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

Opciones

"Login" | Entrar/Crear Cuenta | 0 Comentarios
Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.

No se permiten comentarios Anónimos, Regístrate por favor
No olvides que todo lo que sea de SaharaLibre.es puedes usarlo en tu web o blog.
Trabajamos por y para el Pueblo Saharaui - No somos nadie.
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported.
Esta licencia afecta a toda la web de Saharalibre.es a EXCEPCIÓN DE LAS NOTICIAS E IMÁGENES DEL SEMAFORO, cuyos derechos corresponden a las fuentes citadas en las mismas.